Director de la Guardia Civil señala que muchos jóvenes no morirían en carretera si se hubieran encontrado con un control

Actualizado 13/07/2012 13:36:34 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa ha señalado que muchos jóvenes no morirían en carretera si se hubieran encontrado con un control de alcoholemia antes de coger la moto o el coche.

"Son muchos muertos los que hay en las carreteras españolas, muchas desgracias de chicos jóvenes, chicos que salen por la noche, que como es normal salen a divertirse, que si se hubieran encontrado antes de salir con la moto o el coche con un control de alcoholemia, no habrían pasado la desgracia de matarse", ha dicho en declaraciones a la Cope que recoge Europa Press.

Asimismo, ha asegurado que "meter multas no es meter multas por meter", sino que las multas se dirigen a quienen rebasan los límites de velocidad, a quien realiza maniobras inadecuadas o a quien conduce con una tasa de alcohlemia por encima de la permitida. "Al final, lo que está haciendo la guardia civil es velar por la seguridad de quienes no cometen esas infracciones y son capaces de conducir por la carretera ajustándose a lo que el Estado de Derecho nos obliga", ha añadido.

Acerca de los lugares elegidos para realizar los controles, ha señalado que son los jefes operativos, que llevan muchos años en el cuerpo, los encargados de establecer una serie de controles y los lugares de esos controles. "No lo hacen para figurar en la carretera sino porque creen que en ese momento son los lugares más idóneos para estarlo", ha aclarado.

Igualmente, preguntado sobre el complemento de doscientos euros que se le da a algunos guardias civiles, ha asegurado que "se le da el complemento de 200 euros a quienes trabajan y cumplen con su obligación, no se le quita a nadie, se le da a quienes trabajan, y a quienes trabajan y producen más que otros".