Los duques de Lugo se separan tras doce años de matrimonio

Actualizado 14/11/2007 1:01:06 CET

MADRID, 14 Nov. (OTR/PRESS) -

Tras varios meses llenos de rumores de crisis, el Palacio de la Zarzuela hizo pública ayer la separación de los Duques de Lugo tras doce años de matrimonio y dos hijos en común. Según informó la Casa del Rey, la Infanta Elena y Jaime de Marichalar han decidido de mutuo acuerdo "el cese temporal de su convivencia conyugal", al tiempo que destacó que "la separación no tendrá consecuencias legales". Por el momento, la primogénita del Rey, de 44 años, está viviendo desde hace unos días en su piso de soltera, a escasos metros de su casa conyugal en el centro de Madrid.

El comunicado explica que ambos quieren darse un tiempo para meditar sobre su futuro matrimonial tras más de una década juntos, eso sí, siempre pensando en el bienestar de sus hijos y en su condición de miembros de la familia real. De hecho, al no haber por el momento separación legal, ni por supuesto divorcio, mientras dure la situación actual Jaime de Marichalar podrá seguir utilizando el título de duque de Lugo en su condición de consorte.

La pareja contrajo matrimonio en 1995, en Sevilla tras un discreto noviazgo. Fue la primera hija de los Reyes en casarse y también en darles un nieto, Felipe Juan Froilán, que actualmente tiene 9 años. Dos años más tarde, en 2000, nacía la segunda hija del matrimonio Victoria Federica, de 7. Pero la relación de los duques de Lugo siempre ha estado envuelta en rumores de crisis. Uno de los momentos más delicados que pasó la pareja fue en 2001, cuando Don Jaime sufrió un infarto cerebral, del que se ha recuperado parcialmente, tras lo cual, se trasladaron un año a vivir a Nueva York, debido a la presión de los medios.

Sin embargo, los rumores regresaron el pasado verano, cuando la Infanta comenzó a acudir sola a todos su actos público e incluso en sus viajes privados, en los que sí estaba acompañada de sus hijos. Así, la hija mayor del Rey acudió sola este año a Barcelona al cumpleaños de uno de sus sobrinos y este verano se la pudo ver en Croacia con su hermana Cristina y su cuñado Iñaki Urdangarín, mientras su marido se quedaba en Mallorca con los niños.

JUNTOS EN DIFERENTES ACTOS

Se confirma así una ruptura que ya se esperaba desde hace tiempo, y que los Duques de Lugo trataban de 'tapar' con apariciones juntos en público en las últimas semanas con ocasión de diferentes actos, los últimos, el pasado 12 de octubre en el desfile de la Fiesta Nacional y, a finales de ese mismo mes en los premios de la revista, de moda 'Telva'.

A partir de ahora, tanto Doña Elena como Don Jaime seguirán con sus actuales obligaciones y trabajos, ella como profesora en un colegio, aparte de sus actos como miembro de la Familia Real y el duque como consejero de la firma 'Loewe' y presidente de la Fundación Winterthur.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies