Ecologistas aseguran que el 'New Flame' tiene "una fuga de fuel" que se está tratando "con dispersante"

Actualizado 31/08/2007 12:39:07 CET

ALGECIRAS (CÁDIZ), 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Verdemar Ecologistas en Acción aseguró hoy que el 'New Flame', embarrancado en aguas del Estrecho tras colisionar el pasado día 12 con el 'Torm Gertrud', tiene una fuga "entre los tanques dos y tres y echa fuel de las sentinas", que "están tratando con dispersante".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del colectivo ecologista, Antonio Muñoz, aseguró que chatarrero panameño pierde combustible por una fuga ubicada "justo por donde se rompió" y criticó que "lo están tratando con dispersante", que actúa "echando el hidrocarburo hacia el fondo".

Los ecologistas se oponen al método que, según dicen, están utilizando los expertos porque "la Comunidad Internacional lo prohíbe". Por ello, hicieron un llamamiento a las autoridades españolas para que "pongan un buque de seguimiento y vigilancia en la zona del Estrecho", sobre todo de la playa de Getares, donde "irían a parar todos los vertidos".

Muñoz pidió, además, que "expliquen cómo piensan paliar la contaminación" y urgió a que activen el plan de contingencia que tenían dispuesto, ya que "ha vuelto a saltar el levante y, si el vertido va a la playa de Getares, no sabemos cómo lo piensan parar".

Asimismo, Muñoz insistió en que desconocen "cuántas toneladas de combustible quedan todavía en el interior del buque porque, antes de reanudar la extracción durante los dos días de poniente, aún tenía 500 toneladas" y advirtió de que el viento "ha vuelto a cambiar a levante, que sopla con una fuerza de 27 kilómetros por hora en la zona".

Finalmente, el ecologista señaló que "los dos remolcadores siguen intentando romper el 'New Flame'" que, además, "se está rompiendo como una granada", en referencia a la fruta. En cuanto al otro buque implicado en el accidente, el 'Torm Gertrud', continúa fondeado en la Bahía de Algeciras, frente a Crinavis, finalizadas las labores de extracción de las 37.000 toneladas de gasolina que transportaba. El 'Torm Camilla' --al que fue trasvasada la carga-- va camino al Port Everglades, en Florida.