Ecologistas pide al Gobierno que prohíba extraer gas por el método de fractura hidráulica por su impacto ambiental

Actualizado 25/01/2012 12:21:13 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización Ecologistas en Acción pide al Gobierno que, de forma preventiva, prohíba extraer gas por el método de fractura hidráulica, también conocido como 'fracking', por los "graves problemas ambientales y sociales" que supone esta tecnología.

La organización ecologista se suma así a otras organizaciones, como Comisiones Obreras, que se ha pronunciado en el mismo sentido hace menos de dos semanas.

Para Ecologistas en Acción la fractura hidráulica es un método de extracción que supone una seria amenaza para el agua, el aire y la salud de las personas y que provoca transformación del territorio.

Además, asegura que el fracking genera numerosos problemas ambientales, por las fugas de metano, por la gran cantidad de productos tóxicos que se utilizan en la extracción y por los residuos que se generan.

En este sentido, apunta que un informe de la Agencia de Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA) publicado el pasado mes de noviembre aporta "nuevas evidencias científicas" sobre la contaminación de las aguas subterráneas que está asociada a la fractura hidráulica. Este informe, concluye que este proceso de perforación para extracción de gas es el causante de la aparición de contaminantes en la zona centro del estado de Wyoming.

Asimismo, añade que en toda Europa hay muchas personas y organizaciones que han empezado a movilizarse y que, por ejemplo, en Bulgaria se ha conseguido el compromiso de apoyar una moratoria temporal sobre la exploración de este tipo de métodos de obtención de gas, que estaría en vigor hasta que se elaboren las adecuadas enmiendas legislativas sobre protección del medio ambiente.

En ese mismo sentido, la Asamblea de Irlanda del Norte ha insistido, para tranquilizar a la población, que las licencias concedidas eran para estudiar el potencial de la fractura, pero no para su puesta en marcha.

Igualmente, destaca que Francia ha prohibido el fracking y ha anulado varios de los permisos concedidos, especialmente en las áreas donde las movilizaciones han sido mayores, una decisión que ha sido recurrida por la empresa Total.

En el caso de Polonia, se ha detenido a siete personas acusadas de ofrecer o aceptar sobornos en la asignación de concesiones para buscar gas en 2011, entre ellas figura la responsable de geología del Ministerio de Medio Ambiente; dos funcionarios de otros ministerios y los directores de tres empresas polacas.

Respecto a España, varias organizaciones como Ecologistas en Acción, la Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria; la Unión Agroganadera de Álava o CCOO se han manifestado en contra de este método para extraer gas. El secretario confederal de Medio Ambiente de CCOO, Llorenç Serrano, insistió la semana pasada en que el Gobierno debería prohibir esta práctica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies