Ecologistas propone siete medidas de gestión para las "insuficientes" 189 reservas fluviales declaradas en España

Río Henares en Alcalá
AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ
Publicado 10/07/2018 14:18:56CET

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   España cuenta con 189 reservas naturales fluviales declaradas en España que suman 3.000 kilómetros de ríos, una cantidad que para Ecologistas en Acción es "insuficiente", según ha denunciado este martes la organización durante la presentación del documento 'Régimen normativo de las reservas naturales fluviales. Restos para su gestión', que recoge la realidad de las reservas en España y toda su normativa aplicable.

   Durante la presentación del citado informe, el portavoz de la campaña de aguas de Ecologistas en Acción, Santiago Martín Barajas, ha destacado que con el escenario del cambio climático, en los últimos 25 años se ha reducido el agua disponible en España en más de un 20 por ciento, por lo que advierte de que "la presión sobre estos ríos es cada vez mayor".

   "Nosotros estamos en una carrera para la declaración de nuevas reservas, ya que nos tememos que aquellos tramos que no sean catalogados como reservan naturales fluviales sean destruidos en los próximos años", ha manifestado.

   Este trabajo propone siete medidas para la gestión y mejora de las reservas naturales fluviales elaboradas a partir de las conclusiones de 14 talleres, en los que han participado técnicos de varias Confederaciones Hidrográficas, comunidades autónomas, expertos y entidades vinculadas a la conservación y custodia del medio fluvial.

   Además, el documento denuncia que todavía hay territorios en los que no han sido declaradas ninguna reserva natural fluvial, como en Canarias, al que califica como "el caso más lamentable".

   Igualmente, recuerda que Islas Baleares tiene identificadas seis reservas naturales fluviales que, según la organización, deberán declararse al aprobar su plan hidrológico en tramitación. Mientras, Andalucía tiene identificadas 24 reservas desde 2014, ninguna de las cuales ha sido declarada formalmente.

   Por todo ello, pide que se realicen trabajos de identificación de nuevas reservas naturales fluviales en todas las demarcaciones hidrográficas, especialmente en aquellas con ríos de tipologías poco representadas y con mayor grado de amenaza (como por ejemplo, ríos temporales, ramblas o ríos costeros) o en aquellas con declaraciones deficientes, como por ejemplo el río Ebro, Guadalquivir o Júcar.

   La organización propone también la declaración de reservas naturales fluviales en demarcaciones sin propuestas, como Canarias y Baleares, así como la elaboración e implantación de planes de gestión para todas las reservas naturales fluviales declaradas. Estos planes, según apunta, deben contar con la participaciones de las entidades locales, atendiendo a las particularidades específicas de cada reserva.

   Igualmente, reclama la creación de medios económicos y recursos suficientes para la gestión y vigilancia de estas reservas, con dotación de partidas presupuestarias fijas en el Ministerio para la Transición Ecológica.

   Junto con ello, planea aumentar el conocimiento y la información en todos los organismos de cuenca para la gestión y vigilancia; mantener actualizado del Catálogo Nacional de las Reservas Naturales Fluviales, incluyendo las reservas naturales fluviales de las demarcaciones intercomunitarias e intracomunitarias; e identificar declarar las reservas lacustres y subterráneas, como se establece en el Reglamento del Dominio Público Hidráulico.

   El portavoz de Ecologistas en Acción Raúl Urquiaga ha recordado que algunas reservas fluviales son competencia de las Confederaciones Hidrográficas del Estado, pero que la mayor parte de estas son competencia autonómica, lo que provoca problemas de coordinación entre las comunidades autónomas y las confederaciones hidrográficas, por lo que reclama, precisamente, mecanismos de coordinación entre las dos partes.