El Gobierno italiano retira la licencia de UMTS a Ipse, participada por Telefónica

Actualizado 25/01/2006 17:00:11 CET

ROMA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno italiano ha retirada la licencia y las frecuencias de UMTS asignadas a la operadora Ipse, participada en un 45,6% por Telefónica, ante la falta de acuerdo entre las compañías de telefonía para la venta de esta licencia, anunció el ministro de Comunicaciones italiano, Mario Landolfi.

Según explica el diario 'Il Giornale', Telefónica y los socios que le acompañaban en la aventura --compañías de la solidez de Capitalia, Edison, Fiat o Acea-- han realizado desde 2003 más de una decena de intentos para mantener vivo el proyecto.

La licencia era una de las cinco concedidas por el Gobierno italiano para el desarrollo del UMTS y se había visto sometida a dificultades desde hace dos años. En aquel momento, Ipse, pese a los 3.000 millones de euros de inversión, no fue capaz de iniciar el servicio según lo convenido.

La revocación de la licencia es un procedimiento en manos del Gobierno, mientras que el organismo encargado de reasignarla es el regulador italiano de comunicaciones. Por el momento, Ipse no ha respondido a esta retirada, que va acompañada de una auditoría encargada por el Ejecutivo.

La semana pasada, Landolfi ya amenazó con esta medida, presentada por el Ejecutivo italiano como la "única solución". A finales de diciembre, el Ministerio de Comunicaciones dio un ultimátum a Ipse para llegar a un acuerdo con otros operadores rivales para la cesión de su licencia UMTS. El plazo concluía el 20 de enero.

POSIBLE SUBASTA.

Una vez revocada la licencia, el Ejecutivo baraja, según la prensa italiana, la posibilidad de subastarla, pese a que por el momento se están estudiando los aspectos técnicos de todas las opciones.

Telefónica Móviles informó en agosto de que estaba negociando la venta de su licencia de UMTS en Italia con las principales operadoras de móviles transalpinas, pero las conversaciones no dieron fruto.

La prensa italiana ha especulado con el interés en la licencia de Vodafone, de la división de telefonía móvil de Telecom Italia, TIM, y de Wind Telecomunicazione. Concretamente, el consejero delegado de Vodafone Italia, Pietro Guidani, afirmó abiertamente que estaría dispuesto a acometer la operación "una vez que se den las condiciones, especialmente en términos de regulación".

La licencia de UMTS de Ipse tuvo un coste de 3.269 millones de euros, de los cuales 1.490 millones fueron pagados por Telefónica Móviles, que en cualquier caso ya repercutió el coste de esta inversión en sus cuentas y ya sólo puede obtener beneficio.

También existiría la posibilidad de que las tres grandes operadoras italianas, TIM, Vodafone y Wind, se repartieran la frecuencia, una vez que una de ellas comprara Ipse, pero tampoco se han dado pasos en este sentido.