La CMT pide a las operadoras que inviertan en las zonas con menor desarrollo en telecomunicaciones

 

La CMT pide a las operadoras que inviertan en las zonas con menor desarrollo en telecomunicaciones

Actualizado 10/07/2006 20:28:40 CET

SANTANDER, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Reinaldo Rodríguez, solicitó hoy a las operadoras de telecomunicaciones que reorienten sus inversiones hacia las zonas del país "donde más necesarias son" por carecer de un buen nivel de desarrollo en el ámbito de las TIC.

Durante la inauguración del encuentro 'Telecomunicaciones y gobiernos locales', de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Rodríguez señaló la necesidad de "establecer procedimientos suficientemente fluidos" para conseguir que se "maximice el incremento de las inversiones" en las zonas con menor desarrollo de los servicios de telecomunicaciones, especialmente en materia de banda ancha.

Según explicó, "en muchas ocasiones las inversiones se están yendo a donde es más fácil invertir a pesar de que no sea donde más necesarias son". "Eso es algo que también tendremos que cuidar", explicó, considerando que "es necesario que se sienten a hablar, no sólo la Administración local y los operadores sino también la Administración del Estado".

"Todavía no se ha generado un marco normativo suficientemente sensato que permita a la vez garantizar los derechos de las administraciones locales, como la ordenación urbana, y la libertad de implantación de las operadoras", añadió.

"A veces hace falta poner alguna pequeña regla", precisó Rodríguez, que apostó por conseguir "un tipo de regulación que permita el acceso racional o un cierto nivel de planificación cuando haya una demanda excesiva" y que "permita el libre juego de la iniciativa de los operadores, con la necesidad que tienen las administraciones públicas, y sobre todo las locales, de ordenar su espacio".

"Debemos ser capaces de corregir nuestros errores", aseguró el presidente de la CMT, que explicó que al afrontar el proceso de liberalización del sector "nadie cayó en la cuenta" del conflicto que podía generarse entre operadores y ayuntamientos.

"Al mismo tiempo que se abre una competencia que va a permitir mejorar los servicios y bajar los precios, se va a crear en la generación de infraestructuras una importantísima presión sobre el entorno urbano que nadie ha planteado y para el cual ni en Europa, ni en el Parlamento se ha establecido ninguna solución suficientemente clara". "No se ha generado un marco normativo suficientemente sensato", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies