La CMT traslada a Bruselas sus discrepancias sobre el abaratamiento del 'roaming'

 

La CMT traslada a Bruselas sus discrepancias sobre el abaratamiento del 'roaming'

Actualizado 11/05/2006 21:46:00 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) concretó hoy a Bruselas su postura sobre cómo acometer el abaratamiento de las llamadas de 'roaming', que recoge distintas discrepancias respecto al criterio defendido por los reguladores europeos (ERG) y por la propia Comisión Europea (CE).

Tras constatar la existencia de diferencias entre el organismo español y el conjunto de reguladores del resto de la UE, Bruselas solicitó al organismo que preside Reinaldo Rodríguez que precisara su opinión sobre cómo reducir el precio del 'roaming', en una segunda fase de consulta pública sobre esta cuestión.

El texto de la CMT recoge los medidas ya expuestas en distintas ocasiones por Rodríguez, basadas, según precisa la propia CMT, en la defensa del esfuerzo inversor de las operadoras españolas y de los intereses de los propios usuarios del país.

La CMT considera que el marco regulatorio actual, fijado por la Comisión Europea y que implica el análisis de los mercados de referencia por parte de los estados miembros, es la forma adecuada para regular los servicios de "roaming".

No obstante, si se aplicaran unas condiciones generales para todos los estados miembros, la CMT defiende la reducción de precios minoristas, es decir, lo que pagan los usuarios finales a los operadores. "La regulación mayorista por sí sola no asegura la reducción de precios minoristas de 'roaming'", argumenta el organismo español.

Asimismo, la CMT defiende la aplicación del principio 'país visitado', en vez de 'país de origen', el deseado por la Comisión Europea. "Un cliente de la Unión Europea que viajara a España y llamara a su país, debería pagar el precio de una llamada internacional en España más un margen. Si ese mismo usuario europeo llamara desde una ciudad española a otra española, se le tendría que aplicar el coste de una llamada nacional en España más un margen. Recibir llamadas no debería tener ningún cargo para el usuario llamado", añade la CMT.

Igualmente, la CMT propone que sea el regulador de cada país quien establezca el precio minorista máximo y que éste se corresponda con el precio máximo pagado por los usuarios de cada país para cada tipo de llamada (internacionales y nacionales). También considera que estos precios podrían incrementarse en un determinado importe cuando, a partir de los datos contables debidamente auditados, los operadores acrediten que los costes de prestación de los servicios móviles son superiores por el hecho de estar prestando los servicios de itinerancia internacional.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies