Rodríguez asegura que la CMT evitará "imposiciones" a las compañías en las negociaciones de los OMV

Actualizado 06/02/2006 14:23:42 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Reinaldo Rodríguez, aseguró hoy que el regulador se guiará por "el principio de intervención mínima" ante posibles conflictos entre compañías durante la entrada en el mercado de operadores móviles virtuales (OMV), estudiando cada caso concreto "de acuerdo con los modelos de negocio de las empresas y sus argumentos", y evitando las imposiciones.

Rodríguez, que participó en un encuentro informativo organizado por el diario Cinco Días, reconoció no tener "recetas exactas" sobre el precio que han de pagar los nuevos actores por el acceso y utilización de la red de los operadores con poder significativo en el mercado, a causa de la gran diversidad que pueden presentar los distintos aspirantes a OMV.

"No es lo mismo una negociación basada en un fortísimo nombre de marca y muchos millones de clientes o el caso de una red fija de banda ancha que desee aportar sus clientes en movilidad. Son las partes las que en principio tienen que fijar el precio. La intervención de la CMT va a ser más coadyuvar al acuerdo que imponerlo", insistió.

Asimismo, Rodríguez evitó decantarse por OMV que impulsen rebajas de precio u otros que aporten valor añadido: "Las dos cosas añaden valor", explicó, antes de recalcar que sí tendrá en cuenta el regulador que los nuevos actores garanticen "la estabilidad de la competencia a medio plazo". "Queremos competencia estable", apostilló.

Acerca de cómo actuará el regulador en caso de que las compañías no sean capaces o no deseen alcanzar acuerdos, Rodríguez explicó que "no hay reglas", pero precisó que cuando un operador considere que la negociación no avanza y haya transcurrido "un tiempo razonable" podrá "pedir apoyo" a la CMT.

Rodríguez insistió en que el organismo "a lo mejor deja seguir negociando" cuando aparezcan "problemas" en las negociaciones, en contra de lo acontecido en el acceso de nuevos operadores a red fija, con la imposición por parte del regulador de la oferta de interconexión de referencia.

No obstante, Rodríguez advirtió de que la CMT está ya acostumbrada a recibir acusaciones de partidismo al resolver conflictos entre compañías. Igualmente, aseguró no tener "ningún miedo" a posibles recursos ante la Justicia por parte de las empresas: "Desde que estoy trabajando en la Comisión, y va para nueve años, no hay ninguna resolución importante que no haya sido impugnada o recurrida ante la Audiencia Nacional. Es casi rutina", argumentó.

"OPORTUNIDADES".

El máximo responsable de la CMT invitó a las tres operadoras móviles con poder significativo en el mercado a analizar la nueva regulación, a pesar de que "no les guste", para tomar sus decisiones a la luz de su plan de negocio.

Rodríguez señaló también que los OMV podrán atender "oportunidades importantes" de desarrollo de nuevas ofertas de convergencia de productos, que ya están siendo demandadas por los usuarios. No obstante, reconoció que probablemente no todos los aspirantes a operador virtual estén preparados para "enriquecer" el mercado.

A su juicio, el mercado de la telefonía móvil presenta aún un potencial de crecimiento del tráfico "bastante fuerte", a pesar de su madurez y su gran penetración en la población. Rodríguez indicó por último que este mercado se enfrentará próximamente a "la incógnita" de cómo se desarrollarán las aplicaciones de datos basadas en movilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies