Las parroquias valencianas preparan un volteo de todas sus campanas para recibir a Benedicto XVI

Actualizado 02/02/2006 14:13:00 CET

VALENCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Papa Benedicto XVI será recibido con un volteo general de todas las campanas de las diócesis de Valencia cuando llegue a la capital valenciana el próximo mes de julio para presidir el V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), según fuentes de la organización. A tal efecto, numerosas parroquias han iniciado ya la restauración y puesta a punto de sus campanas con motivo de la próxima visita del Papa.

La torre del Miguelete de la Catedral de Valencia recuperará también un "toque especial antiquísimo con todas las campanas" en el momento en que el Pontífice llegue, según el presidente de la Asociación de Campaners de la Catedra"l, Francesc Llop.

Se trata del llamado 'toque de luminarias' denominado así porque se ejecutaba cuando la ciudad se enlucía con faroles y luces por la noche para acoger a una personalidad destacada", dijo.

El toque de bienvenida al Papa, que tiene una duración aproximada de una hora, dividida en ocho partes, combina tiempos de "gran potencia sonora al ser accionadas a la vez todas las campanas de la torre" así como "momentos más tranquilos, al voltearse sólo las campanas menores junto a una grande", según Llop.

Entre las parroquias que han iniciado la restauración de sus campanas con motivo de la llegada del Papa figura, además de diversos templos de la ciudad de Valencia, la de San Jaime Apóstol de Moncada, cuyas cuatro campanas fueron bajadas ayer de su torre para ser reparadas por la firma valenciana '2001 Técnica y Artesanía'.

Los trabajos sobre el conjunto de campanas de Moncada, la mayor de las cuales pesa 1.800 kilos, permitirán limpiar los bronces para que "recuperen su acústica original", según fuentes de la empresa restauradora.

Asimismo, la intervención incluirá la restauración de los yugos o contrapesos, "que se encuentran en mal estado" para poder mantener su instalación tradicional de madera "ya que este material mejora la sonoridad de las campanas y recuperan el valor sonoro e histórico-artístico", han añadido.

De igual forma, la misma empresa, ubicada en la localidad de Catarroja, restaura en la actualidad campanas de las localidad valencianas de Alcublas y Domeño así como de diversas poblaciones castellonenses, entre ellas Benicassim y Caudiel, que conserva una campana del siglo XVIII "que se encuentra actualmente rajada".

De otro lado, la localidad valenciana de Adzaneta de Albaida ha restaurado su torre campanario y su conjunto de campanas, de entre 102 y 770 kilos de peso, cuyos yugos de metal han sido sustituidos por otros de madera de iroko, según informaron fuentes del arzobispado a través de su agencia Avan.