España y Senegal zanjan el problema del primer vuelo y seguirán negociando condiciones para los siguientes

Actualizado 03/06/2006 2:00:04 CET

DAKAR, 3 Jun. (EUROPA PRESS/Antonio Rodríguez) -

Las autoridades de Senegal consideraron ayer "suficientes y apropiadas", las explicaciones que dio el viernes el secretario de Estado de Asuntos Exteriores Bernardino León sobre las condiciones del primer vuelo de repatriación del pasado miércoles. Ambos gobiernos zanjaron ayer el problema surgido en dicho vuelo del pasado miércoles de inmigrantes senegaleses de las Islas Canarias a Senegal, pero seguirán negociando las condiciones para próximos vuelos de este tipo.

"El Gobierno español ha explicado las condiciones en las que se hizo este vuelo. Se ha entregado un informe al Gobierno senegalés y este ha considerado suficientes y apropiadas las explicaciones que ha dado el Gobierno", indicó León al término de la entrevista de dos horas con el ministro de Interior senegalés, Ousmane Ngom.

Ambos gobiernos decidieron "mantener y reforzar" una cooperación en todos los ámbitos, en especial, la ayuda que necesita Senegal para su agricultura y el despliegue logístico que requiere la vigilancia de sus costas y espacio aéreo.

El Gobierno senegalés se ha interesado por la aceptación de las medidas legales para aquellos senegaleses que se encuentran en España, y ha considerado que las explicaciones y procedimientos legales que se aplican son adecuados.

El secretario de Estado señaló el objetivo de ambos países de llevar a cabo "una lucha eficaz contra la inmigración ilegal, así como examinar "próximamente" la problemática de los repatriados que lleguen a Senegal.

Por su parte, el ministro senegalés ha felicitado a la delegación española por "la apertura de espíritu a la hora de examinar esta cuestión con la mayor serenidad, responsabilidad y solidaridad".

"Ello nos ha permitido tratar estas cuestiones delicadas y llegar a una perfecta identidad de puntos de vista sobre la forma de tratar esta cuestión", manifestó Ngom. En este sentido, el ministro confirmó que su país "va a seguir y reforzar la cooperación en todos los asuntos". Asimismo, Ngom reafirmó la posición senegalesa de que "con la inmigración ilegal, tolerancia cero", y subrayó que corresponde a su país "evitar que la gente parta a la aventura y ponga en peligro sus vidas en condiciones muy precarias".

Así, indicó que España acepta un marco legal para la inmigración que ambos gobiernos definirán "muy próximamente" mediante una cuota de inmigración legal que será "seccionada conjuntamente por los dos gobiernos en perfecta solidaridad".