La Eurocámara da luz verde a la ayuda alimentaria de 1.000 millones para países en desarrollo

 

La Eurocámara da luz verde a la ayuda alimentaria de 1.000 millones para países en desarrollo

Actualizado 04/12/2008 20:01:32 CET

BRUSELAS, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo aprobó hoy un reglamento para destinar 1.000 millones de euros a mecanismos de ayuda alimentaria en los países en vías de desarrollo, con el objetivo de dar una respuesta rápida a la crisis de alimentos y de mejorar la producción agrícola en estos países. El presupuesto se repartirá entre una serie de países considerados "de alta prioridad" durante el periodo 2008-2010 y se trata de una cantidad adicional a la financiación exterior ya prevista.

Esta partida se centrará en tres áreas fundamentales, desde instrumentos para impulsar la producción agrícola (incluido un mejor acceso a semillas y fertilizantes) hasta medidas para una red de seguridad con la que satisfacer las necesidades básicas de los más desfavorecidos, pasando por acciones a pequeña escala para aumentar la producción, tales como la concesión de microcréditos, inversiones, formación y medios para los agricultores.

Los eurodiputados dieron así luz verde al acuerdo alcanzado en primera lectura sobre este tema entre el Parlamento y el Consejo Europeo, con 561 votos a favor, 24 en contra y 34 abstenciones. Además, debe ser complementada con mecanismos a largo plazo para garantizar el desarrollo de la agricultura en estos países en desarrollo.

La ayuda se centrará en las pequeñas y medianas granjas, especialmente en las dirigidas por mujeres o por familias extremadamente pobres. Además se pretende impulsar la producción agrícola para consumo alimentario interno, de forma que tanto los alimentos como los beneficios puedan repercutir positivamente en el mercado de los diferentes países.

En base a este acuerdo se debe permitir el equilibrio para que no sean subvencionadas únicamente las organizaciones internacionales, sino que opten también ONG y autoridades públicas locales, agencias comunitarias, empresas privadas e incluso personas individuales. El requisito para optar a estos fondos es que los programas propuestos contribuyan a los objetivos referidos anteriormente.

El reglamento también prevé el seguimiento de las actividades implementadas, a través de evaluaciones externas independientes, con la finalidad de conocer qué objetivos se han conseguido satisfacer y cuáles no, y mejorar las operaciones de cooperación al desarrollo de cara al futuro.

QUE NO REPERCUTA EN LA AOD

El eurodiputado socialista Josep Borrell aseguró que se ha llevado una "lucha a brazo partido con los Estados miembros para garantizar que estos mil millones de euros, prometidos por la Comisión a diestro y siniestro desde hace meses, sean efectivamente mil millones". También ha sido un esfuerzo conseguir que "sean adicionales a los fondos ya programados en nuestro presupuesto para la cooperación al desarrollo", añadió.

No obstante, señaló el riesgo de que a partir de esta decisión los Estados miembros disminuyan su Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) para compensar el aumento de su aportación europea, lo que sería "una vergüenza para Europa". Por ello, Borrell emplazó a los gobiernos de la UE a "seguir el ejemplo del Gobierno español y se comprometan a no disminuir la AOD", ni a descontar de esta ayuda la contribución al nuevo instrumento alimentario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies