El exmagistrado Francisco Serrano afirma que "prefiere ser un abogado libre que un juez prisionero y esclavo del miedo"

El exmagistrado Franciso Serrano presenta
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 17:08:38 CET

Serrano, que presenta su libro 'La dictadura de género', dice que la carrera judicial "es una profesión de alto riesgo si quieres ser libre"

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El exmagistrado Francisco Serrano, expulsado de la carrera judicial tras haber sido condenado por prevaricación al cambiar el régimen de visitas de un niño, ha presentado en Sevilla su libro 'La dictadura de género. Una amenaza contra la injusticia y la igualdad', un acto en el que ha subrayado que "prefiere ser un abogado libre que un juez prisionero y esclavo del miedo de las presiones políticas", toda vez que ha señalado que la carrera judicial "es una profesión de alto riesgo si quieres ser libre y no estar sometido a las presiones del 'lobby' y la dictadura de género".

Durante la presentación este lunes, el exmagistrado, que ha dicho que llegará con su recurso contra su condena incluso al Tribunal de Estrasburgo, ha manifestado que lo que siempre ha defendido como juez de familia "es la igualdad, los derechos de las mujeres que sufren auténtico maltrato, los derechos de los niños que están privados de su padre y su madre, criticando las situaciones de abuso y el desequilibrio que produce muchas veces las situaciones de violencia". En este sentido, Serrano ha afirmado que para evitar la violencia "lo primero que tenemos que hacer es vender la cultura del amor, de la conciliación, de la solidaridad familiar, del respeto, del buen divorcio".

Pero actualmente, continúa, "una mezcla de fanatismo, oportunismo y resentimiento lo que nos está haciendo ver es que venden igualdad, cuando anteponen una situación de discriminación y desigualdad flagrante, un derecho penal de autor donde se castiga al hombre no por el hecho de ser un agresor sino por el hecho de ser hombre". "Se considera a la mujer víctima e inferior por el hecho de ser mujer, y eso es injusto para el hombre por ese derecho de autor, no se puede castigar a nadie por lo que es sino por lo que hace, ni se puede defender a la mujer por lo que es sino por lo que se merece"".

De esta manera, Serrano apuesta por una política de igualdad basada en los principios de "mérito, capacidad, esfuerzo y entrenamiento", para que en esa carrera de esfuerzos "lleguemos todos en igualdad de condiciones con independencia de nuestro sexo". Porque, continúa, la dictadura de género "nos ha vendido una política falsa, un fraude, y este fraude, que es lo que cuento en este libro, me ha costado a mí la carrera judicial", puesto que una de las consecuencias de toda dictadura "es perseguir al disidente".

En este punto, Serrano ha explicado que la vocal del Consejo General del Poder Judicial Inmaculada Montalbán "dijo en 2009 que no podía seguir siendo juez por su pensamiento desviado, y que tendría que dar explicaciones y responder por unas declaraciones que había hecho en el ejercicio de su libertad de expresión", y "no he dejado de ser perseguido". "La lástima es que en dicha persecución hayan entrado instituciones de prestigio como es el propio CGPJ, la Fiscalía, el Tribunal Superior de Justicia y el Tribunal Supremo", añade.

"No pueden dar lugar a situaciones como las que he vivido, una resolución injusta, grosera, palmaria, que no se justifica de ninguna forma con ninguna explicación que se dé en derecho, porque la condena, lo que está detrás de todo esto, es lo que denuncio aquí pero con juicios y pruebas. "Un tribunal no se puede inventar los hechos probados por muy Tribunal Supremo que sea", señala, y "lo que no se puede decir es que alguien se puede condenar por tráfico de drogas, cuando el laboratorio apunta que la sustancia blanca que se me ha encontrado es bicarbonato, que es lo que me ha pasado a mí".

"VIVIMOS EN UNA DICTADURA DISFRAZADA DE DEMOCRACIA"

De este modo, el exmagistrado ha criticado que "en España estamos viviendo bajo una dictadura disfrazada de democracia, que tiene metástasis en todas las instituciones", porque en esta país "el fanatismo ideológico ha dado lugar a una normativa de contenido altamente ideológico". "El fanático de género cuando ve que sus tesis no coinciden con la realidad, las falsea y transforma esa realidad para conseguir el fin hacia el que estaban dirigidos". "Todo este esperpento legal no consigue el objetivo de defender a las auténticas maltratadas, que siguen sintiendo miedo", añade. Además, Serrano ha señalado que "se ha olvidado a los niños, que tienen que seguir teniendo un padre y una madre".

Además, durante su discurso ha aclarado que "el fanatismo de género no tiene nada que ver con el feminismo por la experiencia y la igualdad", y así "el siguiente paso es transformar la conciencia de los profesionales", que "cuando tienen que tratar una cuestión con consonancia de género, son fanáticos de género que ejercen de jueces, de fiscales, de abogados", y "eso es lo que no se puede hacer".

"Vamos hacia una crisis de la sociedad que pretende cargarse la familia tal y como la conocemos", donde la mujer "no tiene que ser una esclava sexual sometida por una sociedad de patriarcado", sino que en la sociedad de hoy "tiene que sentirse orgullosa de ser mujer y tiene que reclamar una participación activa y reclamar al varón su techo de cristal que es la maternidad, de la que también se tienen que sentir orgullosa". "La principal obligación de una ruptura es la de la crianza y la educación de los hijos comunes, y de eso el fanatismo de género reniega", lamenta.

Asimismo, aboga por que "el principal estereotipo sexista que tenemos que superar es el de que la mujer tienen que cuidar a los hijos por el hecho de ser mujer", pues "también hay padres que quieren participar en la crianza de sus hijos, no quieren seguir padres visitadores".

"Promuevo todo esto en este libro, en el que hablo a favor de la familia, la solución conflictos de modo no violenta, en favor de las mujeres maltratadas y en favor de la mujer que es el sexo que resulta más estafado por esta dictadura de género". Al respecto, Serrano afirma que "la mujer será libre cuando se libre de las cadenas de las dictadura de género, y de las ataduras del Estado, bajo cuya tutela le imponen estar"

"Toda persona que se opone a una dictadura es perseguida", reitera, y afirma que "en época de Stalin esto le hubiera supuesto el paredón, pero ahora al que disiente se inventen una causa para que civilmente se pueda dar por muerta a esa persona". "Pero no me considero muerto, porque me queda la palabra y la libertad de ejercicio como profesional de la abogacía". Por último, Serrano asegura que en España "no tenemos feminismos, es un radicalismo de género que nada tiene que ver", toda vez que apuesta por "una custodia compartida".

Francisco Serrano presentará este esta tarde a la 20,00 horas en el Hotel Macarena, donde estará acompañado por el director de Herrera en la Onda Carlos Herrera, el editor de Almuzara Manuel Pimentel y el abogado y prologuista del libro Ignacio de Juan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies