Un expediente por cada cinco impagos en peajes catalanes

Daniel Laspra y Toni Albà
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 15:13:06 CET

BARCELONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El movimiento 'No vull pagar' (no quiero pagar), que defiende el impago de los peajes en Cataluña, ha registrado 100.000 casos y se han abierto procesos sancionadores en 20.000, según explica el abogado de la 'Plataforma Cataluña Diu Prou', Daniel Laspra.

Así lo ha explicado Laspra este viernes en declaraciones a los medios antes de registrar en los Juzgados del Contencioso Administrativo de la Ronda Universitat de Barcelona las diez primeras demandas de afectados que ya han agotado la vía administrativa.

"Después de acabar la vía administrativa y de considerar que las sanciones son ilegales, ahora abrimos la vía judicial", ha asegurado Laspra, cuya plataforma ha dado asesoramiento jurídico a las demandas de los usuarios participantes en las campañas de las plataformas 'No vull Pagar' y 'Prou Peatges', con lo que ha dado respuesta a unos 10.000 ciudadanos no sólo de Cataluña, sino también de Navarra, Aragón y la Comunidad Valenciana.

Ha recordado que en enero de 2013 se introdujo un cambio normativo por el que el impago de un peaje supone una infracción en materia de tráfico, por lo que ha asegurado que "las personas que fueron sancionadas el año pasado lo fueron ilegalmente" al haberlo sido antes de esta modificación normativa.

El actor Toni Albà, que ha mostrado su apoyo a este movimiento desde el nacimiento de 'No vull pagar' en abril de 2012, ha sostenido que él acumula 50 procesos del Servicio Catalán de Tráfico (SCT) y otros cinco de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Ha señalado que dejó de realizar 'no vull pagar' cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, convocó elecciones el pasado noviembre al iniciarse el 'derecho a decidir', posicionamiento político en el que ha enmarcado el movimiento antipeajes.

"Yo soy de los que piensan que tenemos que pagar por unos buenos servicios y por nuestras infraestructuras, pero siempre que esto se traduzca en mejores hospitales y colegios", ha asegurado Albà.

Ha indicado que paga 12,80 euros diarios para el trayecto entre Barcelona y Vilanova i la Geltrú, lo que cree excesivo: "En cambio, en España los peajes son gloria".

A pesar del cambio normativo, Laspra ha asegurado que el movimiento no se ha frenado, sino que está cambiando y se está extendiendo, por lo que la plataforma también está en contacto con los vecinos de Bàscara, que piden el desdoblamiento de la N-II: "Tenemos un problema estructural de autopistas".

"El movimiento no vull pagar surge del independentismo. La sociedad civil se ha revelado", ha asegurado Laspra, quien ha añadido la soberanía fiscal es un tema principal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies