Feministas se movilizan para impedir los vientres de alquiler: "Hay quien los defiende por interés propio"

Publicado 17/06/2017 13:40:02CET

"El socialismo no puede ceder al sueño neoliberal por excelencia, que es que los derechos puedan ser revocados por contrato", avisa la portavoz de 'No somos vasijas'

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Colectivos feministas del PSOE se están movilizando para impedir que el 39 Congreso Federal del PSOE deje abierta la más mínima rendija a una aceptación o regulación de la maternidad subrogada, advirtiendo de que se trata de una cuestión de derechos de las mujeres sobre los que no cabe transacción o cesión alguna.

Así lo ha avisado la portavoz de la plataforma 'No somos vasijas' y militante del PSOE, Alicia Miyares, que ha opinado que en el PSOE hay quien se ha mostrado favorable a regular esta práctica porque "tienen un interés propio y personal".

En cambio, cree que las personas que se muestran a favor "con buena intención" es porque no han analizado realmente el trasfondo del asunto, y está convencida de que cuando escuchen los argumentos en contra "no van a plantear ninguna batalla".

La cuestión de la maternidad subrogada se discutirá, a puerta cerrada, a raíz de una enmienda de las Juventudes Socialistas. El debate tendrá lugar en una de las comisiones del 39 Congreso, en la que presidirá el santanderino Pedro Casares y tendrá como ponentes a los exministros Cristina Narbona, José Borrell y Carmen Calvo.

Las feministas consideran que cuentan con el respaldo del secretario general, Pedro Sánchez, pero quieren negociar un texto que no deje lugar a dudas y, además, asegurarse el rechazo de la enmienda de Juventudes --si logra un 20 por ciento de apoyos en la comisión llegará 'viva' a la votación al pleno del Congreso--. "Los vientres de alquiler suponen una mercantilización de las mujeres. Se deberán promover y facilitar los mecanismos de adopción", dice el texto presentado por el equipo de Pedro Sánchez para el Congreso.

"NI ES FEMINISMO NI ES SOCIALISMO"

"La práctica del alquiler de vientres ni es feminismo ni es socialismo, es un debate que no tiene una solución intermedia, hay que decir no como feministas y como socialistas porque en el fondo lo que supone es que unas personas tienen que renunciar a sus derechos de manera irrevocable", ha declarado Miyares en el marco del 39 Congreso.

A su juicio, quienes defienden la maternidad subrogada están "haciendo una argumentación absolutamente emocional" pero sin ningún "argumento sólido", porque el único argumento es la defensa de los derechos. "El socialismo no puede ceder al sueño neoliberal por excelencia, que es que los derechos puedan ser revocados por contrato", ha advertido Miyares. Los partidos que defienden la maternidad subrogada, ha insistido, "son neoliberales", pero "el PSOE no lo es y las feministas tampoco".

Esta activista ha recalcado que la posición de la Red estatal contra el alquiler de vientres la conoce perfectamente el PSOE, y ha remarcado que el nuevo secretario general, Pedro Sánchez, se ha pronunciado "de manera clara en contra de esta práctica".

Frente a quienes proponen abrir la puerta a una regulación de la maternidad subrogada que respete los derechos de las mujeres, ha avisado de que "no hay solución intermedia" porque nadie que se declare socialista ni feminista puede "aceptar un contrato en el que se pida que una de las partes renuncie al derecho de filiación". "¿Se imaginan una transacción sobre un contrato en el que una de las partes tenga que renunciar al derecho al voto de manera irrevocable?", ha proseguido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies