FERE responde a los profesores católicos contrarios a su guía sobre que no "hablen sin saber lo que es"

Actualizado 31/08/2007 22:28:33 CET

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Federación de Religiosos de la Enseñanza (FERE-CECA), Manuel de Castro, respondió hoy a las críticas realizadas por el presidente de la Federación de Profesores de Religión de Cataluña, Bernat Villaronga, en las que el segundo aseguraba que la guía que prepara la FERE es una "censura a la asignatura", por lo que Castro le emplazó a no hablar de las cosas "sin saber lo que es".

"El libro dice en cada uno de los temas lo que piensa la Iglesia. No es censurar nada. Al revés. Y yo creo que la Iglesia no tiene ninguna doctrina contra los Derechos Humanos, todo lo contrario", agregó Castro en declaraciones a Europa Press.

Además, afirmó que esta guía que están elaborando "es un material complementario" que mostrará "el pensamiento de la Iglesia" sobre "todos y cada uno" de los temas que aparezcan en el libro de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC).

Así, dijo que será un pequeño libro que tiene por objetivo que esta "asignatura se imparta" en sus centros "en total consonancia con el caracter propio y con la doctrina de la Iglesia". "Esta guía es una manera de decir: la asignatura hay que darla, por tanto vamos a adaptarla", enfatizó.

Del mismo modo, manifestó que ha visto los libros que ha editado de Edebé, Santillana y SM y los considera "aceptables". "Yo sé que los han hechos con mucho cuidado y que incluso han consultado a autoridades religiosas para hacerlo bien", apostilló.

Igualmente, indicó que "hay bastantes libros sobre Educación para la Ciudadanía que están bastante bien, pero hay algunos que son claramente desaconsejables", algo que harán saber en sus colegios. En cuanto a las críticas realizadas por el presidente de la Federación de Profesores de Religión de Cataluña (Federació d'Ensenyants de Religió de Catalunya), en las que aseguraba que la guía era una "censura a la asignatura", Castro dijo que es justo "al revés".

Finalmente, el secretario general de la Federación de Religiosos de la Enseñanza aseveró que en los centros de la FERE no tiene sentido la objeción de conciencia, "al contrario de la Escuela Pública", donde entendió que a los padres de alumnos creyentes objeten si la asignatura atenta contra sus derechos.