El fin de semana traerá un descenso de temperaturas e inestabilidad en el norte, que podría continuar la próxima semana

Imagen de Archivo. Nubes en Bilbao
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 25/08/2018 8:44:34CET

   MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Este fin de semana estará marcado por la inestabilidad y el descenso de las temperaturas en el tercio norte peninsular, con tormentas y chubascos particularmente fuertes en Cataluña y Baleares, que darán un respiro a comienzos de la próxima semana antes de volver a una situación de inestabilidad el próximo miércoles con probabilidad de chubascos en el norte y zona mediterránea y un nuevo descenso de las temperaturas.

   Según ha precisado a Europa Press la portavoz de la AEMET, Ana Casals, el tiempo de este fin de semana viene condicionado por una bajada de temperaturas en niveles altos, que se traducirá en un descenso de temperaturas generalizado principalmente en el tercio norte peninsular. Por el contrario, en zonas del suroeste de la Península, sur de Extremadura y el valle del Guadalquivir las temperaturas continuarán en niveles altos durante buena parte del fin de semana.

   En concreto, este viernes 24 y el sábado 25 se esperan precipitaciones en el extremo norte peninsular, así como en zonas montañosas del tercio oriental, con probables chubascos y tormentas puntualmente fuertes en el noreste de Cataluña y en Baleares. En el resto del país predominará el tiempo estable.

   El domingo 26 predominarán los cielos poco nubosos o despejados salvo en el litoral de Cataluña y Comunidad Valenciana donde persiste la probabilidad de chubascos y tormentas ocasionales tendiendo a remitir durante el día.

   En Canarias, las temperaturas descenderán durante del sábado, domingo e incluso el lunes alcanzando valores "más suaves" que los que se vienen registrando los últimos días. Además, se espera viento en el valle del Ebro, norte de Baleares y Canarias orientales, predominando la componente norte.

   La próxima semana se inicia en la Península y Baleares con predominio de cielos poco nubosos y ascenso generalizado de las temperaturas. Para el martes 28 se prevé un aumento de la inestabilidad, con chubascos y tormentas en la mitad norte, que en el área cantábrica y alto Ebro podrían ser fuertes. El martes se producirá también un descenso de las temperaturas en la mitad oeste que harán que incluso se suavicen las altas temperaturas de la cuenca del Guadiana y el Tajo.

EXTENSIÓN DE LA INESTABILIDAD

   Según Casals, esta inestabilidad viene provocada por otra depresión de niveles altos que ocasiona aire frió en altura frente al calor de la superficie y que entrará en la Península por el oeste. Esta masa de aire frío comenzará a introducirse por Galicia para después extenderse a las regiones de Asturias, Alto Ebro, Navarra y Huesca.

   Así, se mantiene el miércoles 29 la inestabilidad y las precipitaciones en el norte peninsular aumentando la probabilidad de chubascos hacia el área mediterránea y descendiendo las temperaturas.

   A partir del jueves aumenta la incertidumbre sobre la evolución atmosférica, aunque persiste la probabilidad de chubascos, principalmente en el tercio oriental y área mediterránea, y las temperaturas tienden a ascender, sobre todo por el oeste.

   En Canarias durante la semana próxima soplarán vientos alisios de componente norte, con nubosidad en el norte de las islas y probabilidad de algunas lluvias débiles en las de mayor relieve; no se esperan cambios significativos en las temperaturas.

Contador