Las fuertes lluvias en el sureste grancanario provocan el cierre de cinco carreteras de la red insular

Actualizado 25/01/2006 14:41:21 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 Ene. (EP/IP) -

Las fuertes lluvias registradas en la mañana de hoy en el Sureste de Gran Canaria "han provocado el cierre temporal de sólo 5 carreteras en toda la Isla", según afirma una nota informativa del Cabildo grancanario

Dicha corporación destaca que "en general, las vías de Gran Canaria resistieron correctamente el paso de un temporal que, en algunos lugares, como fue el caso de Telde, llegó a registrar hasta 100 litros de agua por metro cuadrado. Las carreteras cortadas al mediodía de hoy eran las siguientes: la GC-551, en la Era del Cardón; la GC-550, entre Agüimes y Temisas; la GC-103, en Guayadeque; la GC-503, en Ayagaures y la GC-500, entre Pasito Blanco y El Pajar".

Igualmente, "se produjeron retenciones por grandes charcos o pequeños desprendimientos en otras vías del Sureste, entre las que se encontraba la GC-1, aun cuando en ningún caso fue necesario el corte total de la circulación en las mismas".

La Consejería de Obras Públicas, Infraestructuras y Recursos Humanos del Cabildo, que preside Miguel Jorge Blanco, dice que "actuó de forma rápida y diligente, sobre todo en las incidencias de la GC-1, para evitar que los daños de estas fuertes lluvias afectaran al correcto funcionamiento de las vías. Las carreteras de la Cumbre y Medianías, así como las de la zona Norte o La Aldea de San Nicolás, no se vieron afectadas por incidentes que hicieran preciso el corte de las mismas, y en todo momento, tanto en el Sureste como el resto de Gran Canaria, los operarios de Obras Públicas de la Corporación Insular actuaron ante cualquier incidente".

El Cabildo grancanario asegura que "no llegó a cortarse el tráfico, pero sí que se pide la máxima precaución en la GC-505, entre Cercados del Espino y Soria, debido a los desprendimientos habidos en la vía".

Resalta que "las actuaciones que han realizado el Consejo Insular de Aguas, que coordina José Jiménez, y la Consejería de Obras Públicas del Cabildo, que dirige Miguel Jorge Blanco, en las zonas de Bahía Feliz y El Veril, en San Bartolomé de Tirajana, y en Puerto Rico, en Mogán, han evitado las inundaciones y los daños en apartamentos y comercios que se han producido en los últimos años. Las obras de drenaje que se han llevado a cabo en estas zonas han evitado que, aun con las fuertes e inusuales lluvias registradas en la jornada hoy, en estas importantes áreas turísticas no se repitieran las nefastas imágenes de pasados temporales".