Un funcionario de Botsuana admite que los bosquimanos fueron expulsados de sus tierras para comercializar con diamantes

Actualizado 18/08/2009 16:38:57 CET

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un alto funcionario del Gobierno de Botsuana ha admitido que los bosquimanos del Kalahari fueron expulsados de la reserva de caza del Kalahari Central para facilitar la apertura de una mina de diamantes de 2.200 millones de dólares, según recoge en su último libro el escritor estadounidense James G. Workman.

El libro, que se puede adquirir en la web 'www.heartofdryness.com', analiza la campaña del Gobierno de Botsuana para expulsar a los bosquimanos de sus tierras en el año 2002, y ofrece el testimonio de un funcionario, un "empleado gubernamental muy bien situado" en el momento de la expulsión.

En su relato, Workman acusa al Gobierno de Botsuana de inutilizar un pozo de agua usado por los bosquimanos para poder acceder a los yacimientos de diamantes de la reserva. "He visto los planes; he mirado los planos. No me cite por mi nombre, por favor, puesto que me traería problemas. Pero por supuesto que el corte de agua tiene que ver con los diamantes. Tiene todo que ver con los diamantes", asegura el funcionario.

En el año 1997, cientos de bosquimanos fueron expulsados de esta reserva, hecho que se volvió a repetir en 2002 con la expulsión, por parte del Gobierno del país, de 600 miembros. A pesar de que en 2006 los bosquimanos ganaron el derecho de regresar a su hogar, actualmente "sólo un pequeño número de ellos ha conseguido volver", pues el "Gobierno se lo ha impedido de forma eficaz, negándoles el permiso a cazar en la reserva, así como a reabrir sus viejos pozos", informa Survival.