La Fundación Mapfre viaja a Perú con un equipo de seis bomberos para proporcionar agua potable tras las inundaciones

 

La Fundación Mapfre viaja a Perú con un equipo de seis bomberos para proporcionar agua potable tras las inundaciones

347346.1.644.368.20170326124720
Vídeo de la noticia
Publicado 26/03/2017 12:47:20CET

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Mapfre junto con un equipo de seis bomberos del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga especializados en inundaciones han partido este domingo hasta la capital de Perú, Lima, de manera voluntaria para montar e instalar cuatro plantas potabilizadoras en Huachipa, la zona más devastada por el fenómeno climático 'El Niño Costero', que ha afectado el lugar desde mediados de marzo.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el presidente de la Fundación Mapfre, Julio Domingo, ha explicado que estas cuatro máquinas no sólo tienen el sentido "de dar agua" sino que también es para que "no empeoren las condiciones que tiene en este momento la población" ya que si "beben agua que no está en buen estado, tendrían un problema sanitario que se añadiría a la lamentable situación que tienen en este momento a causa de las inundaciones y las lluvias".

Las cuatro plantas potabilizadoras serán distribuidas en cuatro localidades de Perú "bastante afectadas y que están muy desamparadas" por el efecto del Niño Costero, además de la llegada de "bolsas de alimentos para las familias" que la Fundación MAPFRE también ha enviado como parte de la ayuda humanitaria.

Domingo ha indicado que este desembolso económico que hace la empresa es porque es mejor dar ayudas "sostenibles y directas" para que lleguen a la gente. "No solo es que mandes dinero o alimentos, sino una programación que es efectiva para la gente que lo necesita, una intervención básica que si no suples vas a tener problemas añadidos con situaciones peores", ha insistido Domingo desde la terminal 4 del Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde ha despedido al equipo de bomberos.

Por su parte, el coordinador del grupo de intervenciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Lorenzo Álvarez, ha agradecido la colaboración con MAPFRE al aportar "todos los medios para poder realizar esta labor" que se complementa con la intervención voluntaria de los bomberos malagueños que "ya tienen formación".

Además, Álvarez ha explicado que nada más llegar al país sudamericano se pondrán "al día de cómo está la última situación" para empezar a usar las potabilizadoras "en las zonas más afectadas que se han quedado sin suministro", las cuales, todo apunta, están "en el norte de Lima".

A la despedida de los seis voluntarios también ha asistido el presidente del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Francisco Delgado Bonilla, que ha resaltado que la ayuda al pueblo peruano se entiende como "caso de emergencia" y como un "ejemplo que deben dar todos", porque "cuando se necesita ayuda en cualquier país hay que dársela".

Algo que ha agradecido el embajador de Perú en España, José Antonio García Belaunde, que asegura que desde el primer día que el Niño Costero afectó Perú "se está trabajando con mucha solidaridad", no sólo de los propios peruanos, sino también de "los países amigos, entre ellos España".

El embajador también ha querido puntualizar que las potabilizadoras "son muy importantes" ya que las presas de agua de Lima "se han llenado de lodo" por lo que "el esfuerzo de potabilizar el agua allí es mucho más grande".

"Tenemos la esperanza de que esto pueda amainar en los próximos 15 días y empezar el proceso de reconstrucción que es una tarea inmensa", ha finalizado García Belaunde.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies