El futuro cardenal Carlos Osoro: "El diálogo es imprescindible para cualquiera que gobierna, también con la Iglesia"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El futuro cardenal Carlos Osoro: "El diálogo es imprescindible para cualquiera que gobierna, también con la Iglesia"

Entrevista de Europa Press al arzobispo de Madrid, Carlos Osoro
EUROPA PRESS
Publicado 17/11/2016 13:33:12CET

No cree que vaya a ser elegido Papa en un hipotético Cónclave: "No hay preocupación por eso"

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Carlos Osoro, que este sábado 19 de noviembre será creado cardenal por el Papa Francisco, espera que el nuevo Gobierno dialogue con todas las instituciones, también con la Iglesia católica porque considera que es una tarea "imprescindible".

"El diálogo es imprescindible para cualquiera que gobierna, con todas las instituciones, entre ellas, la Iglesia aunque no tenga una misión política. En este sentido, creo que no hay problemas; al contrario, todos buscamos el diálogo y seguro que cualquier Gobierno lo va a buscar", ha explicado Osoro en una entrevista concedida a Europa Press. Si bien, ha precisado que él personalmente aún no ha mantenido contacto con ningún miembro del Ejecutivo.

En concreto, en el ámbito educativo, y ante el compromiso del Gobierno de aprobar un Pacto de Estado por la Educación entre todos los partidos, Osoro cree que sería "ideal" y espera que cuenten con las opiniones de todos los sectores sociales implicados como la propia Iglesia, que desde que se aprobó la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) se ha mostrado en desacuerdo con que la clase de Religión no sea de oferta obligatoria en Bachillerato. A esto hay que sumar la reducción de horas de esta asignatura en algunas comunidades autónomas.

"Creo que es ideal que se logre firmar un Pacto por la Educación entre todos los partidos; creo que contarán con las opiniones de todos los sectores sociales implicados o a los cuales les implica este pacto social, un pacto que cree de verdad libertad, que no promueva dictaduras de ningún tipo, que construya la familia de los españoles", subraya.

Si bien, ha recordado que no es "futurólogo" y, por lo tanto, desconoce si el hecho de que haya más agentes políticos dialogando en el Parlamento favorecerá o perjudicará a la Iglesia española. "No soy futurólogo y, por tanto, no puedo preverlo, pero un diálogo abierto buscador de la verdad, de los intereses verdaderos que construyen la existencia humana, que dan hondura y profundidad a la vida, eso creo que lo están buscando todos y uno no puede negarse a la evidencia de lo que más necesita en estos momentos España para salir adelante, tenemos que hacerlo juntos", ha defendido.

A nivel internacional, en cuanto a la elección de Donald Trump como presidente de EEUU, el arzobispo se sitúa en línea con el Papa Francisco y reza para que tome las decisiones que más "construyan y acerquen" a todos, promoviendo "la libertad y el bien común".

EL OBISPO DEL PADRE NUESTRO

Osoro será creado cardenal el próximo sábado 19 de octubre por el Papa Francisco en una ceremonia en El Vaticano en la que estará arropado por más de un millar de personas, entre sus hermanos, sobrinos y fieles de Orense, Oviedo, Valencia y Madrid, diócesis de las que ha sido obispo. También acudirá una representación del Gobierno español.

El arzobispo espera que las acciones que realice durante su cardenalato, sumadas a las que ya ha realizado como prelado, le otorguen el título de "obispo del Padre Nuestro", es decir, que se le reconozca como padre de todos los hombres, sea cual sea su situación.

"Me gustaría ser el obispo del Padre Nuestro, que se mueve en ese plano. Yo no voy a poner límites a mi acción con quien sea porque todos son hijos de Dios", ha asegurado. Además, considera un "piropo" que Francisco le apode "el peregrino" porque para él es lo que significa ser cristiano, salir a los caminos de los hombres. Si bien, no cree que sea el hombre del Papa en España, aunque le profesa "gran admiración".

Osoro afirma que su ministerio se ha ido enriqueciendo con el paso de los años con tareas cada vez más grandes. Ahora, indica que el Papa le llama "a estar más cerca de él" y quizá a pedirle "opiniones más directas". Y asegura que está dispuesto a seguir haciendo lo que ha hecho siempre, dar su vida por los demás y mostrar a Dios, una misión que no siempre le resulta sencilla.

"Cuando termino el día, antes de acostarme, voy a la capilla y me quito el pectoral --que le compró su madre-- y el anillo --que le regalaron sus hermanos y que ahora tendrá que sustituir por el que le ponga el Papa, pero que guardará con mucho cariño--, los pongo encima del Sagrario y digo: 'Señor, hasta mañana, déjame descansar, sigue guiando a tu Iglesia, lo que no he hecho por mi mediocridad perdónamelo", apunta.

RESPONSABILIDAD COMO ELECTOR EN UN CÓNCLAVE

Sobre su responsabilidad como cardenal elector en un futuro hipótetico Cónclave, pide a Dios que Francisco continúe siendo Pontífice durante muchos años para no tener que elegir al próximo Papa --a los 80 años se pierde la condición de elector--. Acerca de la posibilidad de ser elegido Papa, asegura que no le preocupa porque no cree que vaya a ocurrir.

"Esto último no me preocupa porque no creo que vaya... No hay preocupación por eso. Sí me ocupa esa responsabilidad (como cardenal elector). Ojalá sea muy tarde, pido al Señor que dé al Papa Francisco años de vida, audacia y entrega que necesitamos en la Iglesia como la que nos está dando, ojalá pasen los años y no tenga que elegir yo, que ya esté jubilado y siga el Papa Francisco, pero en el fondo es una responsabilidad", ha asegurado.

En cuanto a la Iglesia en España, Osoro ensalza la acción del arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, como presidente de la Conferencia Episcopal, y espera que repita. "Para mí lo ha hecho excepcionalmente y cuando un persona es excepcional, para qué vas a buscar a otra que no sabes cómo va a salir", precisa al tiempo que se descarta como próximo presidente de la CEE.

El prelado no cree que su creación como cardenal sea un mensaje para que la Iglesia española sea más hospital de campaña, pues considera que ya lo está siendo. En cualquier caso, señala que la Iglesia, en todas las épocas, tiene que "revisarse" y estar atenta para no convertirse en una "habitación estufa". "Siempre hay que revisar si hay algún lugar en el que no estamos, al que no vamos, que no escuchamos", ha subrayado.

NO ESCUCHAR SOLO A QUIEN TE DA BOTAFUMEIRO

En este sentido, admite que él mismo, al hacer examen de conciencia al final del día, se da cuenta de que a alguno le ha mirado "de reojo" y se pregunta si ha escuchado a todos o solo a los que le dan "botafumeiro", es decir, a los que le dan la razón, y pide perdón. "Es una terapia muy buena", recomienda.

Para el futuro cardenal español, lo que más necesita la humanidad en este momento es "misericordia" y, precisamente, con motivo de la clausura del Jubileo este sábado 20 de noviembre en Roma, Osoro hace un balance "muy positivo" del mismo por el efecto "curativo" que ha tenido, un hecho que ha observado en tanta gente, más y menos creyente, que se ha acercado al confesionario.

A su juicio, se ha acogido a toda la gente "viniese de donde viniese". Diferente ha sido la acogida de refugiados en Europa, según admite, aunque puntualiza que esas son decisiones de instituciones determinadas y que no habrá sido por falta de prédica desde la Iglesia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies