El Gobierno bajará de 5,5 a 5 la nota media para acceder a una beca general

Rueda de prensa de Iñigo Méndez de Vigo tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS
Actualizado 22/05/2018 18:50:17 CET

Se premiará la excelencia en el rendimiento académico de los becarios que obtengan una nota media de 8 puntos o superior, creando un nuevo componente de cuantía fija de hasta 200 euros

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Gobierno bajará de 5,5 a 5 la nota media necesaria para acceder a una beca general. Así lo ha anunciado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en el pleno del Senado al ser preguntado por el balance del sistema de becas y las perspectivas para la convocatoria del próximo curso, y si piensa introducir modificaciones en la convocatoria de becas para el curso 2018-2019.

La bajada de nota es una reivindicación histórica de los rectores de las universidades españolas, ante los cuales el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado este mismo martes en Salamanca que el Gobierno no quiere que nadie que se lo merezca se quede fuera. "Queremos que sean más lo que tengan oportunidades, y actuaremos en consecuencia", ha avanzado en la clausura del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia.

CONFERENCIA SECTORIAL EL 5 DE JUNIO

A la pregunta planteada por el senador socialista Francisco Menacho, el ministro ha explicado que llevará a la próxima Conferencia Sectorial de Educación el 5 de junio un Real Decreto para el curso 2018-2019 que establezca que, a partir del curso 2018-2019, podrán obtener beca de matrícula los estudiantes de primer curso de estudios universitarios que hayan obtenido 5 puntos en la nota de acceso, siempre que cumplan los requisitos de carácter económico (renta y patrimonio de la unidad familiar).

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte mantiene la nota de 6,5 para obtener los otros componentes de la beca dineraria en el primer curso del nivel universitario y los requisitos académicos para obtener la beca en segundo curso y posteriores.

Asimismo, Méndez de Vigo ha indicado que, para "premiar la excelencia", se mantendrá el 6,5 para mantener la beca, pero ha añadido que habrá hasta 200 euros más para aquellos que saquen una nota media de 8 puntos o más. "Nuestra idea es conjugar la igualdad de oportunidades con premiar la excelencia", ha apostillado.

De este modo se premiará el rendimiento académico excelente de los estudiantes con mejores expedientes, creando un nuevo componente de cuantía fija de hasta 200 euros para recompensar a los becarios de enseñanzas postobligatorias tanto universitarias como no universitarias que obtengan una nota media de 8 puntos o superior.

En los pasillos de la Cámara Alta, el titular de la cartera de Educación ha puesto en valor el "esfuerzo" del Gobierno en los últimos años para "materializar que las becas son un derecho y que en España puede dejar de estudiar por motivos económicos". "En tiempo de mejora y crecimiento hay que proyectarlo a la sociedad y sobre todo a los estudiantes", ha subrayado.

VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Por otro lado, el ministro ha anunciado que habrá también un "tratamiento específico" para los estudiantes de becas que hayan sido declarados víctimas de violencia de género, y para sus hijos menores de edad que hayan sido expuestos a esta violencia, es decir, "que tengan la condición de becarios en cuanto esta situación haya mermado su rendimiento académico".

El ministro ha adelantado también que el Gobierno potenciará la investigación en la universidad española a través de las becas Beatriz Galindo, con una dotación inicial de 10 millones de euros, lo que va a permitir que "aquellos que han estudiado fuera vuelvan" y dar continuidad a aquellos profesores universitarios, "suscribiendo un acuerdo con ellos de cuatro años". El presupuesto de esta medida es de 21,2 millones de euros entre los años 2018 y 2021.

Respecto al Programa Erasmus+, Méndez de Vigo ha dicho que también se van a incrementar estas becas, "fundamentales para la movilidad". El incremento será de un 16% hasta los 206 millones de euros, de los cuales 30 millones serán cofinanciados por España.

Méndez de Vigo ha dicho que si el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 resulta finalmente aprobado, la política de becas del Ministerio contará con 50 millones de euros más, y que se destinarán a becas y ayudas al estudio 1.470,3 millones de euros.

WERT SUBIÓ LA NOTA DE 5 A 5,5

El endurecimiento de los requisitos académicos para optar a las becas generales se produjo en 2012 con el exministro José Ignacio Wert al frente del departamento de Educación y se ha mantenido vigente en los cursos posteriores hasta la actualidad. De esta forma, la nota media para lograr una beca pasó de 5 puntos a 5,5.

Esta medida, que provocó el rechazo mayoritario de la comunidad universitaria y de la oposición política, que alegaba que atacaba el principio de igualdad de oportunidades de los estudiantes universitarios, fue defendida por el Ejecutivo de Mariano Rajoy como un incentivo para lograr un mayor rendimiento académico y una "cultura del esfuerzo".

Durante los cursos siguientes al 2012-2013, todos los informes del Consejo de Universidades a los borradores de real decreto de becas, que se aprueban cada verano, han sido desfavorables. Los rectores siempre se han mostrado partidarios de volver a la nota media de 5 y de que solo se tuviera en cuenta el nivel de renta familiar para que ningún alumno se quedara fuera de la Universidad por motivos económicos.

Uno de los episodios más polémicos lo protagonizó un grupo de alumnos del Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (CEUNE) el 15 de julio de 2017. Tras asistir a una reunión sobre el proyecto de decreto de becas en el Consejo Escolar del Estado --sede del Ministerio de Educación-- se encerró durante un día por la "falta de negociación" del departamento de Méndez de Vigo con los estudiantes, que exigían bajar la nota al 5.

El sistema de becas de Wert fue objeto de recursos judiciales ante el Tribunal Supremo, que fueron desestimados. El Alto tribunal avaló en dos ocasiones --2015 y 2016-- que estas ayudas estuvieran ligadas al rendimiento académico del alumno y negó que la subida de la nota media para optar a las mismas vulnerara el principio de igualdad de oportunidades.

"Es un fin lícito que el sistema de becas como subvención que es, en cuanto que recae sobre recursos limitados, fomente la responsabilidad en el estudio por parte de los beneficiarios, tanto para el acceso como para mantenerse en él", dijo en su último pronunciamiento.

MÁS PRESUPUESTO Y MÁS BECARIOS QUE NUNCA

Por otro lado, Méndez de Vigo ha hecho balance del curso 2017-2018 y ha detallado que la Convocatoria general de becas y ayudas al estudio del Ministerio 2017-2018 concluyó con 682.266 becarios (321.521 corresponden a estudiantes universitarios y 360.745 a estudiantes no universitarios).

Así, el número de becarios universitarios han pasado desde los 291.230 becarios en el curso 2012-2013 a los 321.521 del curso 2017-2018; y el de becarios no universitarios, que en el curso 2012-13 fueron 336.066, asciende a 360.745 en este curso 2017-2018.

Además, en la convocatoria 2017-2018 de ayudas para alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, se han concedido ayudas a 102.110 alumnos por un importe de 104,2 millones de euros. Comparando con los datos del curso 2012-2013 supone un crecimiento del 45,7% en el número de becarios y de un 60,8% en el importe destinado, según el Ministerio

En 2017, el importe presupuestado para becas supuso un crecimiento de casi el 25% con respecto al del año 2012, según ha dicho el ministro, al pasar de 1.138 millones de euros a los 1.420,3 millones de 2017. El presupuesto ejecutado en 2012 ascendió a 1.162,6 millones de euros y en 2017 ascendió a 1.463,6 millones, incrementándose en un 25,9%.