El Gobierno catalán recuerda a Miguel Arias Cañete que debe repartir los fondos del carbono a partir de 2013

 

El Gobierno catalán recuerda a Miguel Arias Cañete que debe repartir los fondos del carbono a partir de 2013

El secr. De Medio Ambiente J.E.Llebot y el conseller Ll.Recoder
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2012 14:43:56 CET

BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Lluís Recoder, recuerda al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, su promesa de que a partir de 2013 repartirá entre las diferentes comunidades autónomas parte de los fondos del carbono que España debe empezar a recibir, fruto del comercio de emisiones que entrará en vigor en enero.

En un encuentro este miércoles con periodistas para analizar la aprobación esta semana de la estrategia catalana de adaptación al cambio climático (Escacc), Recoder ha señalado que Cañete se ha mostrado dispuesto a territorializar una parte de los fondos, siempre y cuando también se repartan las responsabilidades y las comunidades se comprometan con el objetivo último de reducir las emisiones.

El consejero ha asegurado que Cataluña está a la vanguardia de España en la toma de decisiones en este ámbito, como demuestran los diversos planes aprobados en el ámbito del cambio climático, y ha visto con buenos ojos que se reparta el dinero en función del compromiso de cada administración.

Recoder ha estado acompañado de los máximos responsables de la Generalitat en materia de medio ambiente: el secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Josep Enric Llebot; la directora de Políticas Ambientales, Marta Subirà, y el director de la Oficina Catalana de Cambio Climático, Salvador Samitier, a pesar de la huelga general.

Samitier ha señalado, no obstante, que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha expresado su intención de que el fondo sirva para compensar parte del déficit tarifario de las eléctricas, algo que podría ser difícil de justificar ante Europa por su hipotética incompatibilidad con las políticas de mitigación.

Subirà, por su parte, ha recordado el recurso de inconstitucionalidad presentado por la Generalitat en verano de 2011 contra la ley de almacenamiento de CO2, por entender que se centralizaban competencias de las autonomías, y que fue admitido a trámite por el Tribunal Constitucional (TC).

ESTRATEGIA CATALANA

La Generalitat aprobó este martes la Escacc, un documento que identifica 63 impactos fruto del cambio climático --la mitad ya observados a día de hoy-- y propone hasta 182 medidas para llevar a cabo antes de 2020 en un total de 11 sectores.

La estrategia propone mitigar los posibles efectos adversos que tendrá la prevista reducción de precipitaciones y el aumento de las temperaturas, y contempla los Pirineos y el litoral, especialmente el Delta del Ebro, como las áreas geográficas más vulnerables.

Las predicciones de los expertos apuntan a que antes de que finalice este siglo las temperaturas aumentarán hasta 4,6 grados centígrados, que las lluvias se reducirán entre un 10,8% y un 20,9% y que la velocidad media del viento también disminuirá alrededor del 5%.

Adicionalmente, la aportación al caudal de los ríos caerá entre un 16% y un 34% y, paralelamente, aumentará la temperatura del mar y también el nivel del mismo.

Ello tendrá repercusiones en la agricultura y la ganadería, en la biodiversidad, en la pesca y los ecosistemas marinos, la gestión del agua, la gestión forestal, la industria, las infraestructuras de transporte, la salud, el sector energético, el turismo y el urbanismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies