El Gobierno comienza mañana a negociar la Ley de Igualdad con las organizaciones feministas

Actualizado 25/01/2006 20:09:30 CET

Los colectivos de mujeres reclaman un permiso de paternidad de 4 semanas, frente a las 10 semanas que baraja el Gobierno

((Esta noticia amplía a la anterior sobre el mismo tema))

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, comenzará mañana a negociar con las organizaciones feministas el anteproyecto de Ley de Igualdad, un texto que verá la luz a lo largo de este año, con el objetivo de combatir la discriminación que sufren las mujeres en distintos ámbitos, como el empleo, informaron a Europa Press en fuentes oficiales.

Precisamente hoy, el Gobierno comunicó a los agentes sociales la posibilidad de incluir en el futuro anteproyecto un permiso de patenidad de 10 días. Sin embargo, fuentes cercanas a la negociación informaron a Europa Press que Trabajo no tiene previsto abordar mañana con las feministas aspectos relativos al ámbito laboral y de la Seguridad Social.

Según CC.OO. y UGT, la intención del Ejecutivo es que dicho permiso sea disfrutable en exclusividad por el padre, una vez que haya finalizado el periodo de 16 semanas del que disfrutan las mujeres. Este extremo no lo comparten las centrales sindicales.

DISCRIMINACIÓN SALARIAL DE LAS MUJERES

La futura norma hará especial hincapié en la discriminación salarial que sufren las mujeres, cuyo salario es de promedio un 27 por ciento más bajo que el de los hombres. El programa socialista contempla, entre otros aspectos, mecanismos de incentivación a las empresas para equiparar los sueldos y promover la presencia de mujeres en sus órganos de dirección.

De hecho, según fuentes del PSOE, el Gobierno trabajará en favor de la igualdad salarial, así como en los ascensos, la promoción y formación ocupacional. El programa socialista también contemplaba penalizar a las empresas que ejerzan discriminación salarial y promover el compromiso empresarial a través de una "marca de excelencia" para las empresas que desarrollen actuaciones en este ámbito.

En otros ámbitos de la igualdad, los socialistas también defienden una presencia equilibrada de hombre y mujeres en las candidaturas electorales y, en líneas generales, en todos los espacios de participación política y toma de decisión.

ORGANIZACIONES FEMINISTAS

Por su parte, las organizaciones feministas reclamarán al Gobierno la puesta en marcha de un órgano que arbitre la representatividad de los colectivos de mujeres, con competencias informativas y consultivas, con carácter preceptivo, de cara a las leyes que les afectan, según explicó a Europa Press la presidenta de la Red de Organizaciones Feministas, Ángeles Álvarez.

Además, estos colectivos defenderán la puesta en marcha de políticas que garanticen la igualdad de la mujer en el empleo, así como la paridad entre hombres y mujeres, en los puestos de responsabilidad, a todos los niveles.

Respecto al permiso de paternidad, las feministas entienden que la propuesta ministerial "se queda corta" y reclaman que se eleve a las 4 semanas, frente a los 10 días que plantea el departamento de Jesús Caldera.

La portavoz de este colectivo en la materia, Marisa Soleto, representante de la Fundación Mujeres, señaló a Europa Press la necesidad de establecer un permiso de paternidad "independiente", de tal manera que "el derecho de los hombres y de las mujeres esté lo más equilibrado posible".

Soleto recuerda que, en la actualidad, las mujeres tienen un permiso de maternidad de 16 semanas, de los cuales 6 son por motivos de salud y las otras 10 para la atención y el cuidado del hijo. Las organizaciones feministas reconocen que un permiso de paternidad de 10 semanas podría ser demasiado elevado, muy costoso en términos laborales y además creen que no existe demanda social para ello.

No obstante, consideran razonable que se establezca un permiso de cuatro semanas; "un periodo del tiempo --valoran-- que ya ha sido mencionado por diversas fuerzas políticas". "Pero lo más importante en este momento es que haya un permiso de paternidad intransferible e independiente del de la madre", destaca Soleto.