El Gobierno trabaja en una nueva estrategia de DD.HH. centrada en la protección del menor y acceso a nuevas tecnologías

Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 12:24:53 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno trabaja desde el pasado mes de febrero en la evaluación del Plan de Derechos Humanos de 2008, aprobado por el Ejecutivo socialista y desarrollado en la pasada legislatura, para la elaboración de una futura estrategia más centrada en cómo la legislación española protege al menor, el acceso a las nuevas tecnologías o el derecho de los ciudadanos a votar allá donde han nacido.

Así lo ha asegurado la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preguntada por el diputado del PNV, Aitor Esteban, sobre este nuevo plan, del que ha avanzado se están culminando los trabajos de la evaluación, que se está realizando "medida a medida" y "ministerio a ministerio".

De hecho, ha avanzado que en la primera sesión de la Comisión Constitucional que se celebre en el Congreso, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, presentará esos trabajos y a partir de ahí se estará preparando una estrategia de derechos humanos que sea "estructural y no coyuntural", como la que, a su juicio, se ha abordado hasta la fecha.

Aitor Esteban le ha preguntado por una iniciativa aprobada en el Congreso en febrero a instancias del PNV, y con el apoyo de los 'populares', en la que se instaba al Gobierno a estudiar la evolución y los resultados del citado plan y mandataba al Ejecutivo actual a implementar una estrategia con medidas concretas en política exterior e interior para la promoción y protección de los derechos humanos, de acuerdo con el compromiso internacional existente.

"Como conoce bien, ese plan tiene muchas medidas, y bastantes inconexas entre sí, de difícil concreción, algunas sin calendario y que han tenido un cumplimiento bastante desigual", ha detallado Sáenz de Santamaría.

Según ha defendido, España cuenta con un plan de derechos humanos que es "excepcional", la Constitución, que tiene una parte dogmática que es "de las más avanzadas del mundo". Por ello, considera que hay que evaluar si se está cumpliendo debidamente y, con ello, la futura estrategia de derechos humanos cree que no puede ser un plan que se encapsule y que se evalúe individualmente sino que integre todas las normas que se aprueben en este Parlamento.

Así, ha dicho que el Gobierno está trabajando en el avance de determinados derechos importantes. La vicepresidenta ha puesto de ejemplo la Ley de Transparencia, que incrementa los derechos de los ciudadanos a la hora de exigir responsabilidades a sus gestores y de conocer cómo funcionan las administraciones públicas.

EL DERECHO DEL CIUDADANO A VOTAR DONDE HA NACIDO

En su opinión, probablemente en España queda "mucho" por revisar sobre cómo están protegiendo las leyes a los ciudadanos respecto a las agresiones del siglo XXI. A su juicio, en este siglo hay que defender los derechos de participación política.

"Ahí está el derecho de muchos ciudadanos que salieron amenazados de su tierra y que tienen derecho a votar en la tierra que les vio nacer y donde les gustaría decidir. Ahí también está trabajando el Gobierno porque también eso es un derecho humano", ha insistido Sáenz de Santamaría.

Por su parte, el nacionalista vasco le ha transmitido a la vicepresidenta del Gobierno que la sociedad civil está "preocupada" con cómo va a impulsar este Gobierno los derechos humanos y las leyes.

"Quiero saber cuándo van a implementar la estrategia y si va a ser evaluada por esta Cámara, si va a haber objetivos concretos, plazos, partidas presupuestarias, y si va a establecer su mecanismo de seguimiento, en qué fechas. De aquí a final de año es perfectamente de realizar", considera Esteban.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies