Gobierno valenciano asegura que apuesta por las políticas de viviendas sociales y "no por las expropiaciones forzosas"

Isabel Bonig
GVA
Actualizado 23/04/2013 16:35:27 CET

La Generalitat ha entregado 139 viviendas sociales, 44 a familias desahuciadas

VALENCIA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de Valencia, Isabel Bonig, ha indicado que el Gobierno de la Generalitat apuesta por fomentar las políticas de viviendas sociales y "no por las expropiaciones forzosas" de viviendas vacías que ha propuesto la Junta de Andalucía.

Bonig se ha manifestado en estos términos durante la rueda de prensa que ha ofrecido para explicar la nueva política de vivienda de la Generalitat y en la que se le ha preguntado por esta circunstancia. "No somos partidarios de las expropiaciones de viviendas vacías como sí lo es la Junta de Andalucía, que según los datos que se han facilitado tienen unas 5.000 viviendas vacías propias", ha recordado.

La consejera considera que "se debería dar ejemplo y esas viviendas las debería poner a disposición de los ciudadanos, antes que expropiar" otras. Además ha indicado que legalmente hay "muchos problemas" con ese plan propuesto por la Junta, "que es un plan más de maquillaje y de venta política que un intento de solucionar el problema". Bonig ha criticado que es "más fácil y más bonito decir eso que sentarse con los bancos y negociar o rehabilitar las viviendas, pero hay que ser serios".

La titular de Infraestructuras ha afirmado que se tiene que buscar una solución "a nivel nacional y las últimas medidas del Gobierno van encaminadas a la gente más vulnerable".

MÁS DE 15.000 VIVIENDAS PÚBLICAS

La Generalitat cuenta con una cartera de 15.156 viviendas públicas, de las que 6.514 se han escriturado y 7.383 están alquiladas. Además un total de 625 se encuentran en proceso de rehabilitación. Bonig ha apuntado que del total "alrededor de 1.200 se encuentran vacías, pero no todas son habitables".

La consejera ha explicado que en lo que va de año se han entregado 139 viviendas públicas de las que 44 han sido para familias desahuciadas "aunque no nos conformamos con eso", ha aclarado tras explicar el Programa Extraordinario de Alquiler de Interés Social al que ya se han presentado 339 solicitudes, todas procedentes de familias desahuciadas.

Por este motivo, la Generalitat están rehabilitando 121 viviendas más que "se concederán en los próximos meses por estricto orden de antigüedad". Además, a estas viviendas públicas hay que contabilizar las procedentes del convenio firmado por Bankia y de otras entidades financieras, y las procedentes de la Red Alquila, "de las que se han entregado 1.430 viviendas, de las cinco de ellas han sido para familias desahuciadas".

Bonig ha indicado que se van a seguir rehabilitando viviendas públicas para ponerlas a disposición de los ciudadanos "en los próximos meses". Para ello se ha creado un Plan de Conservación y Rehabilitación dotado con cinco millones de euros, de los que 1,4 millones se destinarán a elaboración y actuaciones de diagnóstico previo de elementos comunes; 1,8 millones de euros destinados al mantenimiento y conservación del parque público de viviendas; y 1,8 millones de euros que se dedicarán a la reparación de viviendas.

Por el momento ya se han reparado 142 viviendas en toda la Comunidad, 82 más están en proceso de reparación y 73 se encuentran en fase de valoración.

Bonig también ha señalado que en los últimos meses se han realizado más de 7.000 inspecciones en las viviendas arrendadas. "Se van a incrementar porque se están dando casos de gente que ocupa una vivienda que ya no le corresponde porque su situación ha cambiado", ha explicado.

La consejera ha manifestado que tras las inspecciones se ha detectado que había un grado de morosidad de un 39 por ciento y se ha bajado al 30 por ciento "desde septiembre hasta la fecha", lo que supone dejar de ingresar aproximadamente 2,7 millones de euros. En total se han firmado 1.718 actas de reconocimiento de deuda "a los que se les ha propuesto un plan de pago a 60 meses --cinco años-- en los que los inquilinos deben pagar la cuota correspondiente de alquiler más 30 euros de media" para saldar la deuda.

Bonig también ha apuntado que en la Comunidad se encuentran 299 viviendas públicas ocupadas ilegalmente y "se han iniciado los trámites para recuperar la titularidad, rehabilitarlas y volverlas a poner a disposición de los ciudadanos" que lo soliciten y cumplan los requisitos.

CONVENIO CON CGPJ

La consejera ha sido preguntada por la situación del convenio que tiene que firmar la Generalitat con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre desahucios. "Se firmará en breve y es algo que se lleva desde Gobernación", ha indicado.

Bonig considera que este convenio que ya se ha firmado en Galicia es "fundamental para la coordinación porque la Generalitat estará en contacto permanente con los juzgados". "Del mismo modo que se hace con los convenios que se firman con los ayuntamientos para conocer la verdadera realidad", ha añadido.

La consejera ha afirmado que la Generalitat "seguirá apostando por la gente que más dificultades tiene y que peor lo pasa" y considera que "la mejor forma es poner a su disposición el patrimonio público que durante los últimos años se ha ido construyendo entre todos".

Bonig considera que los resultados sobre políticas de vivienda social "están dando ejemplo, y desmienten a aquellos que decían que el Ivvsa iba a desaparecer, al igual que la política social del Consell". esta línea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies