El grupo solidario CuadroTeatro pide apoyo en 'crowfounding' para financiar la obra 'No soy un monstruo'

CUADROTEATRO
CUADROTEATRO
Actualizado 18/05/2012 13:15:10 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo solidario CuadroTeatro, formado por una treintena de personas entre 16 y 56 años de edad, pide apoyo a través de mecenazgo social o crowfounding para poner en marcha su nueva representación, el musical 'No soy un monstruo', con el que se financiarán proyectos de la Asociación madrileña Fray Escoba, que presta apoyo social y escolar a jóvenes de la Unidad Vecinal de Absorción (U.V.A.) de Hortaleza, y la Fundación Proclade, especializada en desarrollo en países del Sur.

Aunque los miembros de la organización se encargan de toda la producción de este musical original con guión de Irene Angosto, diseño de Laura Romero y música de Miguel Domingo y Pilu Velver, "necesitan contar con una base económica para el montaje", por lo que acuden a crowfounding en la plataforma www.lanzanos.es para recaudar fondos gracias a la colaboración de los internautas, que se convierten así en "microinversores" solidarios, según ha informado el grupo CuadroTeatro.

"Son personas interesadas en este tipo de proyectos que deciden apoyarlos para que puedan salir adelante con una cantidad de dinero voluntaria que puede ir, en el caso de CuadroTeatro, desde los 10 euros hasta los 500", explican desde la organización. A cambio, reciben una "recompensa" como entradas para espectáculos, discos con la banda sonora original de la obra y demás.

CuadroTeatro y su obra 'No soy un monstruo' cuenta con 90 días para cubrir con las donaciones particulares los 2.521 euros que cuestan los materiales necesarios para producir el sonido del musical. Si vencido el plazo no han alcanzado este mínimo, no recibirán ninguna de las donaciones que los microinversores hayan realizado durante el plazo habilitado para ello.

"La financiación de la obra se lleva a cabo de forma mixta. Además de este sistema de microinversores, obtenemos fondos económicos a través una cuota mensual del propio equipo, préstamos privados y la búsqueda de patrocinadores bien con apoyo económico, bien con material", señala la organización.

El objetivo es conseguir que 'No soy un monstruo' se estrene en otoño, como está previsto, en el Colegio Claret de Madrid y consiga superar el éxito de recaudación de las representaciones precedentes, 'El Mago de Hoz' y 'Robin Hood: El musical', con las que CuadroTeatro consiguió 30.000 y 40.000 euros, respectivamente, para proyectos solidarios.

En concreto, los fondos sirvieron para apoyar a la ONG SED en la "mejora la calidad educativa, la vivienda, la seguridad alimentaría y condiciones higiénico-sanitarias de los hogares más empobrecidos y/o afectados por el VIH/SIDA en 4 comunidades de la Isla de Mfangano, Kenia" y a la Asociación Ayllu Situwa para el desarrollo integral de los niños, adolescentes jóvenes en situación de pobreza y exclusión social en Lima, Perú.

Asimismo, con la recaudación del musical 'Robin Hood', CuadroTeatro financió con la ONG SED la reforma de letrinas y duchas para la escuela internado de secundaria de Ishiara, en Kenia, así como se dio soporte a diversos proyectos con las asociaciones Jóvenes del Parque y Fray Escoba, dedicadas a ayudar a jóvenes y familias de la U.V.A. de Hortaleza, en Madrid, con apoyo escolar e integración social.

Este año persiguen volver a financiar proyectos de la Asociación Juvenil Fray Escoba, que, afectada por los recortes en las subvenciones públicas para estos fines, necesita de donaciones particulares para seguir adelante con la labor que desarrolla desde 1989 en la barriada madrileña.

Fray Escoba trabaja la educación en el tiempo libre, a través de un programa integral en los centros educativos y de refuerzo en horario escolar, así como desarrolla actividades de ocio, coordinación con profesionales de entidades públicas y privadas y trabajo directo con niños de 9 a 18 años y sus familias, en riesgo de exclusión social.

Por su parte, Fundación Proclade, es una Organización no Gubernamental de Desarrollo (ONGD) del Colegio Claret, que trabaja en sensibilizar a los ciudadanos de los países del Norte para crear "una cultura de la solidaridad y una lectura crítica de la realidad promoviendo y financiando proyectos de desarrollo y ayuda humanitaria".

El programa específico al que se destinarán los beneficios de 'No soy un monstruo' busca mejorar la cobertura sanitaria mediante el fortalecimiento de la atención primaria en un dispensario y de la salud preventiva mediante capacitación de agentes de salud, en Rivera Hernández-San Pedro Sula.