La Guardia Civil intercepta en Melilla dos vehículos con 63 inmigrantes en su interior

Actualizado 25/01/2006 22:31:10 CET

MELILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil y de la Gendarmería marroquí han detenido hoy en la frontera de Melilla con Marruecos a un total de 63 inmigrantes, de los cuales 38 fueron sorprendidos en un camión en el lado español y 15 en una furgoneta que circulaba por el lado marroquí.

Según informó a Europa Press la Delegación del Gobierno en Melilla, la actuación más importante se produjo en la Aduana de Beni-Enzar, al proceder los guardias civiles pertenecientes a la Sección Fiscal a la inspección rutinaria de un camión marca Volvo y de matrícula marroquí, que una vez burlado el control de Marruecos sin ningún contratiempo, intentaba acceder a la ciudad autónoma.

En el interior del vehículo, los agentes localizaron en la caja del camión que transportaba áridos, entre la carga y ocultos bajo una lona, un total de 38 inmigrantes irregulares, de los cuales treinta y dos son de origen hindú y seis de origen subsahariano, todos mayores de edad, y varones, excepto una mujer de origen subsahariano.

El conductor de vehículo, un marroquí con domicilio en Sale (Marruecos), que atiende a las iniciales A.I., de 33 años, ha quedado detenido como presunto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

En otra actuación, esta última llevada a cabo por las Fuerzas de Seguridad de Marruecos, se interceptó en la misma frontera una furgoneta con 15 inmigrantes hindúes en su interior, cuando intentaban pasar a Melilla de forma clandestina. El conductor, también marroquí, fue detenido por la Gendarmería en la parte del reino alauí, acusado de traficar con seres humanos.