La Guardia Civil y la Policía dan por desarticulada la red de tráfico de droga en Vigo

 

La Guardia Civil y la Policía dan por desarticulada la red de tráfico de droga en Vigo

Actualizado 17/06/2007 12:46:04 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil y la Policía Nacional dan por desarticulada la organización de narcotraficantes que introducía cocaína en Vigo, pero continúan con las investigaciones y no dan por cerrada la operación, por lo que no se descartan nuevas detenciones a raíz de la documentación intervenida. Los cinco arrestados serán trasladados a Madrid para prestar declaración ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

El alijo de 297 kilos de cocaína hallados en un contenedor, camuflado entre pescado congelado, es de gran pureza y procede del puerto panameño de Manzanillo, desde donde fue trasladado al Puerto de Vigo para su distribución en el mercado nacional, según informó el Ministerio del Interior.

La Guardia Civil y la Policía Nacional dan por desarticulada esta organización de narcotraficantes que tenía contactos con un cártel sudamericano a los que le ofrecía la infraestructura legal de empresas en Galicia dedicadas a la importación de pescado de Sudamérica y Centroamérica para su utilización como "tapadera" para introducir droga en España. No obstante, las fuerzas de seguridad no dan por terminada la operación y no se descartan nuevas detenciones.

En la denominada operación "Cometa" fueron detenidos un agente de la Guardia Civil que ejercía de contacto en el Puerto de Vigo para facilitar la entrada de contenedores con droga, así como un ex agente que pasó a la reserva y Benito Rial, vecino de Vilanova de Arousa con antecedentes por narcotráfico.

Las identidades de los cinco detenidos son S.M.L., considerado jefe de la organización y contacto con los sudamericanos dueños de la droga; F.D., lugarteniente del anterior y destinatario del contenedor; así como F.P.M., J.M.Q.P., y el ya mencionado Benito Rial.

La organización establecida en Galicia se encargaba de la recepción en España del alijo y debía ocultarla hasta que el cártel se hiciera cargo de la droga. Por esta operación, los traficantes recibían dinero en metálico y parte de la mercancía.

Las investigaciones se iniciaron se iniciaron a principios de este año a raíz de informaciones de la Agencia Estatal Antidrogas (DEA) de los Estados Unidos que alertaban de un grupo de personas que podrían estar tratando de introducir "importantes cantidades de droga" desde países suramericanos con destino a las costas gallegas.

Durante los últimos días, los contactos entre los miembros de la organización se incrementaron y los agentes destinados en la operación "Cometa" comprobaron que adoptaban medidas de seguridad para evitar la vigilancia policial, lo que hizo sospechar a los investigadores de un envío inminente.

RECLAMACIÓN

Por su parte, la Unión de Gardas Civís de Galicia (UGC-Galicia) exigió hoy un "escrupuloso respeto" a la presunción de inocencia del guardia civil detenido en el marco de la operación policial 'Cometa' y reclamó, en caso de que el agente detenido resulte ser inocente, un "rápido restablecimiento de su honorabilidad".

En un comunicado, la UGC-Galicia subrayó que, en todo caso y si resulta culpable, "se depuren todas las responsabilidades". Así, sostuvo que el "mísero sueldo" que percibe un agente de la Guardia Civil, "no puede en ningún caso servir de excusa para justificar que agentes policiales se vean envueltos en operaciones de narcotráfico" porque es "una grave corrupción" y si se confirma "merece una severa sanción".

No obstante, UGC-Galicia afirmó que seguirá considerando "aberrante" que, en estos momentos, la unidad de acción establecida entre el PP y el PSOE en el Congreso pretenda sancionar con la "misma rigurosidad meras sanciones administrativas" cometidas por guardias civiles.

Por ello, reclamó a estos partidos que "muestren contundencia" para sancionar cuestiones "gravemente delictivas", como el narcotráfico o los secuestros y dejen de "centrarse en nimiedades", como la distancia máxima permitida entre la residencia y el puesto de trabajo.

Finalmente, reclamaron a populares y socialistas que no pongan obstáculos legales a las asociaciones de guardias civiles para que así puedan denunciar las presuntas irregularidades internas que detecten.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies