Hazte Oír anuncia una nueva versión de su autobús sin "mensaje que pueda ofender" que presentará mañana en Sevilla

Publicado 28/03/2017 15:14:28CET

Más de 70 eurodiputados denuncian ante Bruselas la campaña de "odio" de la asociación

BRUSELAS, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización Hazte Oír presentará este miércoles en Sevilla una nueva versión de su autobús del que, según ha informado el presidente de la organización, Ignacio Arsuaga, se han retirado mensajes que podían ofender. 'Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Lo dice la Biología' fue el primer mensaje con el que circuló el autobús por las calles de Madrid y que posteriormente se modificó convirtiendo la afirmación en una pregunta al añadirle signos de interrogación.

"De la nueva versión que presentaremos mañana en una ciudad española hemos retirado las partes que nos han dicho que ofendían. El 'autobús de la libertad' no incluye en estos momentos ningún mensaje que pueda ofender", ha explicado a los medios en Bruselas.

Arsuaga ha viajado a la capital europea para pedir amparo a las instituciones europeas por lo que considera una "persecución del disidente", tras la polémica surgida por el mensaje 'Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Lo dice la Biología' difundido en Madrid y Barcelona por el autobús de la asociación.

Aunque ha pedido disculpas "si alguien se ha sentido ofendido", Arsuaga ha defendido también que "en democracia caben" los mensajes que puedan ser ofensivos con un determinado colectivo o persona. "La ofensa no debería ser considerado un delito", ha subrayado.

El representante de Hazte Oír ha solicitado el apoyo de la Unión Europea, aunque no ha sido recibido por ningún representante de las instituciones. El único acto en su agenda en Bruselas ha sido una comparecencia en la sala de prensa del Parlamento Europeo, sin presencia de medios extranjeros ni de ningún eurodiputado.

Arsuaga ha podido acceder a la Eurocámara por la invitación del eurodiputado italiano Lorenzo Fontana, del partido de extrema derecha Liga Norte, que tampoco le ha acompañado en su encuentro con los medios.

Sí ha asistido como espectador el eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke, sancionado recientemente por decir en sesión plenaria que las mujeres deben cobrar salarios más bajos que los hombres porque "son más débiles y menos inteligentes".

El presidente de Hazte Oír ha indicado que mantendrá varias reuniones con eurodiputados a lo largo de la jornada, aunque no ha querido revelar sus nombres para evitar, ha dicho, el acoso de los críticos. Ninguna de sus reuniones será con eurodiputados españoles.

EURODIPUTADOS DENUNCIAN MENSAJE DE ODIO

Mientras, al menos 77 eurodiputados de distinto signo político y nacionalidad han enviado una carta a la comisaria de Justicia, Vera Jourova, a tomar medidas contra la asociación por difundir lo que consideran un "mensaje de odio" contra la comunidad transgénero.

Los eurodiputados sostienen en su misiva que la campaña del autobús va en contra de los derechos fundamentales de la Unión Europea y de los derechos humanos de todo el colectivo LGTBI, "reforzando la cultura de la exclusión y la discriminación".

Por ello, instan a Jourova a tomar medidas para presionar al Gobierno español para que retire a esta asociación el estatus de 'organización de utilidad pública', ya que esta clasificación le permite disfrutar de beneficios fiscales.

La misiva, promovida por los eurodiputados Lola Sánchez Caldentey (Podamos), Iratxe García Pérez (PSOE) y Ernest Urtasun (ICV), reclama también que se suspendan las subvenciones públicas que recibe HazteOír y pide a Bruselas que interceda para que la Organización de Naciones Unidas (ONU) le retire el estatus de 'organización consultiva'.

Este tipo de campañas "condenan a la total desprotección" de los sectores expuestos a la vulnerabilidad como, por ejemplo, los menores y "ponen en serio entredicho los pilares fundamentales de la tolerancia y la convivencia", concluye el texto firmado por los eurodiputados.

Junto a Lola Sánchez, Iratxe García y Ernest Urtasun, firman la carta eurodiputados españoles del PSOE, Izquierda Unida, Podemos, PNV y ERC, pero también de otras nacionalidades y familias políticas, como el conservador británico Ian Duncan, la belga de los liebrales Lieve Wierinck o el socialista francés Eric Andrieu.

"No podemos permanecer de brazos cruzados ante este tipo de mensajes que son una forma de violencia contra todas las personas transgénero, dirigida especialmente contra las y los menores, que ya sufren elevadísimos niveles de violencia", ha afirmado la eurodiputada Marina Albiol (IU), que también ha firmado la carta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies