HazteOir cree que la aprobación de la Ley de Identidad de Género conllevaría "inseguridad jurídica"

 

HazteOir cree que la aprobación de la Ley de Identidad de Género conllevaría "inseguridad jurídica"

Actualizado 01/03/2007 13:58:27 CET

Afirma que la "única postura coherente" para el PP es votar en contra en el Congreso aunque la apoyase en el Senado

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del colectivo 'HazteOir', Ignacio Arsuaga, calificó de "muy negativa" la Ley de Identidad de Género que se vota hoy en el Congreso de los Diputados, por considerar que su aprobación crearía "inseguridad jurídica" al dejar de ser necesario realizarse una operación quirúrgica para cambiar de sexo en el documento de identidad, lo que supone que "el sexo deja de tener una configuración que responda a una realidad fisiológica".

En declaraciones a Europa Press TV, consideró que las consecuencias jurídicas de la aprobación de esta Ley serían "graves", y que daría lugar a casos en los que, por ejemplo, una persona se cambiase de sexo "para recibir un beneficio fiscal o adoptar un niño en el extranjero".

Asimismo, criticó que la norma vaya a permitir que la identidad sexual "se construya o se pueda cambiar varias veces", lo que supone "un retroceso" en el que, "bajo el pretexto de apoyar los derechos de ciertos colectivos que son una minoría, se legisla en contra de la mayoría de las familias españolas".

Por otro lado, señaló que, a pesar de la oposición que 'HazteOir' mantiene frente a esta ley y a la que posibilitó el matrimonio entre personas del mismo sexo, este colectivo "no está en contra de los derechos de los homosexuales ni del reconocimiento de sus uniones", pero aspira al reconocimiento de que estas uniones "son una realidad distinta al matrimonio".

En este sentido, añadió que uno de los motivos que animan sus protestas contra iniciativas legislativas de estas características es la defensa de los derechos de los niños en situación de ser adoptados, y su oposición a que sean criados por parejas del mismo sexo. Arsuaga justificó esta postura remitiéndose a un informe sobre desarrollo infantil en el que se recogen algunas de las consecuencias psicológicas que para los menores tiene este hecho. "Defendemos que se experimente con gaseosa, no legislando", apostilló.

LA ÚNICA OPCIÓN COHERENTE PARA EL PP: VOTAR EN CONTRA.

Arsuaga advirtió al PP de que "la única postura coherente con la línea política que ha seguido con el tema de la familia sería votar en contra" de esta ley, a pesar de que los populares la apoyasen en el trámite en el Senado la pasada semana.

Frente a la complicada posición en la que esta decisión ha colocado al principal partido de la oposición, pidió a sus miembros que "recapaciten y terminen votando a favor de la familia", sobre lo que se mostró "esperanzado".

Para Arsuaga, esta negativa es la única opción de frenar el desarrollo de medidas "que atentan directamente contra la familia" y las leyes "rodillo" que, a su juicio, está utilizando el Gobierno socialista, aunque reconoció que lo más probable es que finalmente, gracias a sus socios parlamentarios, consiga sacarla adelante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies