HRW denuncia el proyecto de Ley de Medios de Qatar por penalizar las críticas al régimen

Actualizado 30/10/2012 14:35:29 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno qatarí debe retirar las disposiciones del proyecto de Ley de Medios que penalizan las críticas al régimen de Qatar o a los Gobierno de países vecinos si pretende convertirse en un referente para la libertad de prensa en la región, ha informado este martes Human Right Watch (HRW).

"El compromiso de Qatar con la libertad de expresión es tan bueno como lo sean sus leyes que, en este caso, no se ajustan a las normas internacionales que pretende apoyar", ha declarado el subdirector para Oriente Próximo de HRW, Joe Stork. "En vez de apoyar la libertad de prensa, el proyecto de Ley de Medios es un compromiso con la censura", ha señalado.

El proyecto de Ley, aprobado en junio de 2012 por el Consejo de la Shura, el órgano legislativo qatarí, es el primer cambio que se introduce en la Ley de Medios de Qatar desde que el emir del país, el Jeque Hamad bin Jalifa al-Thani, creara en 2008 el Centro de Doha para la Libertad de Medios cuyo objetivo es promover la libertad de prensa y un periodismo de calidad en la región.

A pesar de que el proyecto de Ley apela a la abolición de las sanciones penales por la violación de la Ley de Medios, sigue prohibiendo la publicación o la emisión de información que pudiera "causar confusión en las relaciones entre el Estado qatarí y el resto de los Estados árabes y los Estados amigos". También prohíbe la difusión de información que pueda "maltratar al régimen u ofender a la familia gobernante o causar serios daños a los intereses del Estado". Los que infrinjan la ley se enfrentarían a sanciones financieras de hasta un millón de riales qataríes (212.072 euros)

El Derecho Innternacional establece que los altos representantes públicos deben tolerar mayores críticas que los ciudadanos ordinarios. La distinción sirve al interés público haciendo que sean más difícil de suprimir los debates sobre cuestiones de gobierno. A pesar de que Qatar no ha ratificado la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas estima que insultar a una figura pública no justifica las sanciones y señala que todas las figuras públicas "incluidas aquellas que ejercen la máxima autoridad política, como los jefes de Estado o de Gobierno", pueden ser objeto de críticas.

La detención del poeta Muhammad Ibn al Dheeb al Ajami demuestra, según HRW, el peligro de expresarse libremente en Qatar. Al Dheeb fue detenido en noviembre de 2011 por apoyar la revolución tunecina. "Todos somos Túnez ante la camarilla de la represión", dijo en su momento el poeta que calificó a "todos los Gobiernos árabes" de "ladrones indiscriminados". También se le acusa de subir a Internet en el año 2010 un poema que contenía críticas al emir Al Thani. El juicio ha sido pospuesto cinco veces y la próxima audiencia está programada para el 12 de noviembre. Según HRW, no existe ninguna prueba de que Al Dheeb haya ido más allá de su derecho legítimo a expresarse libremente.

"Si Qatar pretende seriamente convertirse en un líder de la libertad de medios en la región, debería eliminar las disposiciones problemáticas del proyecto de Ley de Medios y retirar todos los cargos contra Muhammad Ibn al Dheeb al Ajami que se limitó a ejercer su libertad de expresión" ha concluido Joe Stork.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies