Más de 2.000 personas asisten a la manifestación convocada por CIG en Santiago con algunas incidencias previas

Actualizado 29/09/2010 17:58:28 CET

El secretario comarcal denuncia una carga policial "desproporcionada" en la calle Santiago de Chile

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 2.000 personas se han manifestado en la movilización convocada por el sindicato CIG este mediodía a partir de la Plaza Roja de Santiago de Compostela. Previamente, los piquetes entraron en la sede de Caixa Galicia en la Praza de Galicia y forzaron su cierre momentáneo, así como en algunos establecimientos cercanos, al grito de 'Hay que cerrar, huelga general'.

Asimismo, el secretario comarcal de CIG, Anxo Noceda, ha explicado que, en la calle Santiago de Chile, se produjo "una carga policial desproporcionada" contra algunos manifestantes, entre los que estaría el propio Noceda, "sin que mediara ningún tipo de provocación", ha asegurado. "Aparte de empujones, se cargó contra compañeros, en algún caso con ensañamiento", ha denunciado.

A pesar de ello, Noceda ha definido la huelga como un "éxito rotundo" y ha cifrado el seguimiento en un 80 por ciento en la comarca compostelana, mientras ha explicado que el Polígono do Tambre y el de O Milladoiro "permanecen sin actividad, incluso tras la marcha de los piquetes", el paro en la Xunta "se estima en un 66 por ciento", en la universidad "la respuesta es prácticamente unánime" y en los comercios "el cierre es absolutamente mayoritario".

La manifestación ha salido de la Plaza Roja a las 12.45 horas y ha llegado sobre las 13.20 horas a Praterías, y no al Toural, como estaba previsto, ya que, debido a la afluencia de gente, los organizadores decidieron cambiar el lugar donde se leería el manifiesto. Así, en la protesta, encabezada por una pancarta con la consigna de 'Otro modelo económico y social es posible', los manifestantes gritaron lemas como 'El dinero de los banqueros para el salario de los obreros' y 'Puestos de trabajo en A Nosa Terra'.

A su llegada a Praterías, Noceda ha animado a la gente presente en la movilización, que ha cifrado en "5.000 personas", a "seguir hasta Área Central", donde están previstos más piquetes. Además, ha asegurado que "la clase obrera gallega no va a permitir explotación laboral de ningún tipo" y ha advertido que "va a tumbar la reforma laboral".

"COACCIONADOS POR LA PATRONAL"

Además, el secretario comarcal ha llamado a UGT Y CC.OO. a "tomar nota" de la jornada y a "cambiar determinadas dinámicas", aunque ha asegurado que "se blindaron todas las fuerzas de la CIG para que los piquetes fueran conjuntos".

Por el contrario, el antiguo dirigente del BNG Xosé Manuel Beiras ha lamentado que "la huelga no sea unitaria" porque "hay un enemigo común". Asimismo, ha considerado la movilización "indispensable", porque "los poderes son absolutamente delincuentes".

Por otro lado, Noceda ha indicado que han recibido "multitud de llamadas" de personas "que estaban coaccionados por la patronal" para ir a trabajar.

A la protesta acudieron también representantes del BNG; la Federación Rural Galega (Fruga); los sindicatos Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y la Central Unitaria de Traballadores (CUT); así como los grupos NÓS-Unidade Popular y los Comités das Facultades. Asimismo, han asistido el alcalde de Teo, Martiño Noriega (BNG), y algunos concejales de este ayuntamiento y del de Santiago, entre otros, según ha informado CIG.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies