La Iglesia utiliza una metáfora de Dios como "el jefe más influyente" de una empresa "al alza" para fomentar vocaciones

Cartel de la campaña de vocaciones 2018
EUROPA PRESS
Publicado 05/04/2018 14:09:24CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Iglesia española ha lanzado una campaña para animar a los jóvenes a considerar la opción de convertirse en sacerdotes o religiosos, con la que les avisan de que pueden recibir una "llamada" del "jefe más influyente del mundo", en referencia a Dios, para que entren en "una compañía con presencia internacional, que siempre cotiza al alza", en referencia a la Iglesia católica.

Bajo el lema 'Tienes una llamada' --extraído del mensaje del Papa Francisco--, la Conferencia Episcopal Española (CEE), la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) y Obras Misionales Pontificias (OMP) quieren presentar la vocación al sacerdocio o la vida consagrada como una "alternativa de vida apasionante, que nada tiene que envidiar a la que ofrecen las mejores compañías del mundo".

La iniciativa consta de un vídeo que presenta de forma metafórica la vocación en paralelo con el mundo empresarial. Una voz en 'off' avisa al espectador de que "hoy" puede recibir "una llamada del jefe más influyente del mundo".

Este jefe, según indica, "lidera una compañía con oficinas en todos los rincones del Planeta", con un "ambicioso 'business plan'", que "ofrece la posibilidad de conocer lugares" nuevos, que "afronta desafíos para cambiar la vida de millones de personas" y que "cuenta con un manual lleno de sabiduría", en referencia a la Biblia.

Para trabajar para este jefe solo se necesita una cualidad, según advierte esta voz: "Ser valiente". "¿Y si te llama?", pregunta al joven. "Responde a la llamada", anima. El vídeo redirige a la página web 'www.tienesunallamada.com' en la que se invita a rezar por las vocaciones y a colaborar económicamente con las nativas, es decir, aquellas que surgen en los territorios de misión.

Esta campaña se ha lanzado desde la Iglesia con motivo de la celebración el próximo 22 de abril de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y de la Jornada de Vocaciones Nativas.

MÁS SEMINARISTAS PERO MENOS SACERDOTES ORDENADOS

En cuanto a la Iglesia en España, según los últimos datos de la CEE, actualmente hay 18.576 sacerdotes y 55.367 religiosos y religiosas. A estos hay que sumar las monjas y monjes de clausura que suman 9.154. Además, en los seminarios mayores hay en estos momentos 1.263 aspirantes al sacerdocio, un 1,3 por ciento más que el año anterior. Si bien, en 2017 cayó el número total de sacerdotes ordenados en España hasta los 109, un 21 por ciento menos que en 2016, cuando fueron 138.

Por otro lado, en cuanto a las vocaciones nativas, sostenidas económicamente por la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol --una de las cuatro Obras Misionales Pontificias--, el año pasado se enviaron 18,5 millones de euros procedentes de católicos de todo el mundo (el 8,9 por ciento de España), para atender a 76.917 seminaristas, 2.174 formadores y 5.649 novicios.

Durante la presentación de la campaña este jueves 5 de abril en Madrid, el director de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, Sergio Requena, ha explicado que en la Iglesia española "no faltan llamadas" sino "respuestas valientes". En cuanto a la edad a la que se plantean ahora los jóvenes la vocación, ha apuntado que se sitúa entre 24 y 26 años, una edad que se ha mantenido más o menos constante en los últimos diez años, y ha añadido que algunos ya llegan con estudios previos.

En el ámbito religioso, el secretario general de CONFER, Jesús Miguel Zamora, ha precisado que sigue habiendo jóvenes que se plantean la vocación religiosa pero que "aumenta la edad" a la que deciden entrar en las congregaciones religiosas. Esto no ocurre en los territorios de misión, donde se plantean la vocación siendo muy jóvenes, según ha explicado el director nacional de OMP, Anastasio Gil.

"SE TACHA DE RARO"

Desde la Conferencia de Religiosos achacan este aumento en la edad de plantearse la vocación en España a que se cuida menos "el ambiente religioso en la familia", a que "se retrasan las decisiones en todos los ámbitos" o a que uno no se plantea la vida religiosa porque "se le tacha de raro".

A esta causa, la Conferencia Episcopal añade el dato demográfico ya que "hay en torno a un diez por ciento menos de jóvenes" en el país con respecto a hace 30 años, y el "individualismo" que "ha ido profundizando", el cual provoca que la gente "se olvide de los demás" y no piense en su "vocación" sino en la carrera "que tiene más salidas".

Anastasio Gil también ha insistido en la importancia de contar con recursos económicos para sostener las vocaciones. "En vocaciones nativas, por mucha llamada que haya de Dios y mucha respuesta, si no tenemos la colaboración con aquellos que han sido llamados, esas vocaciones se frustran y desaparecen", ha apostillado.