Igualdad: las mujeres "siguen estando protegidas pese a no llevar pulseras"

Actualizado 06/08/2010 17:29:48 CET

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno para Violencia de Género, Miguel Lorente, ha aclarado a Europa Press que las mujeres maltratadas en situación de riesgo extremo "siguen estando protegidas pese a no llevar las pulseras", ya que existe un 'contexto de seguridad' con otros mecanismos "como el seguimiento policial, la teleasistencia o la teleprotección por teléfono móvil".

Asimismo, ha asegurado que también forman parte de la protección y la seguridad de las mujeres otros elementos: "la información, la actuación de servicios sociales o el propio entorno de la víctima". Además, ha querido "aclarar los malentendidos" para que todas las instituciones y asociaciones "sean partícipes en esta responsabilidad".

En este sentido, ha señalado que "el mensaje del Ministerio es que las mujeres denuncien porque es la forma de poner en marcha el sistema de protección" y, por lo tanto, "no hay culpabilización ni cuestionamiento". "Eso denota que confiamos plenamente en el sistema judicial", ha apostillado, a la vez que ha recordado que "muchas de las mujeres que han fallecido no habían denunciado"

CIFRAS "RELATIVAS"

Por otro lado, ha advertido de que la cifra de las mujeres en 'riesgo extremo' es "relativa", puesto que "los datos de Interior, pese a ser aproximados, no son exactos", debido a que "se evalúa periódicamente y siempre hay un factor que va modificándose". En este punto, ha precisado que "esa evaluación se hace en fase policial, que es previa a la actuación judicial".

"Hay otros elementos, como informes periciales y forenses que pueden servir para detectar que no hay una coincidencia entre lo que fue la valoración del riesgo en la instrucción policial y en la fase judicial", ha explicado. En cualquier caso, ha afirmado que están trabajando "para que se acorten los plazos entre el informe policial y el pericial, desarrollado por profesionales".

Por último, se ha mostrado preocupado por el mensaje que llega a las víctimas y a los maltratadores, ya que este tipo de conflictos "quitan la confianza a muchas mujeres" e, incluso, "se les hace pensar que no están protegidas si no tienen la pulsera".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies