La inmigración supera al terrorismo entre las preocupaciones de los jóvenes españoles

Actualizado 04/08/2006 16:27:00 CET

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La preocupación de los jóvenes españoles por el terrorismo se ha reducido sustancialmente en el último año, mientras aumenta notablemente hasta superarla la que muestran hacia el fenómeno de la inmigración. Un sondeo presentado hoy por el Instituto de la Juventud determina que el paro, seguido de la vivienda, se mantienen como problemas sociales más importantes a juicio de los jóvenes.

Concretamente, el desempleo es citado por un 35 por ciento de los encuestados, y un 23 se refieren a la dificultad para emanciparse y tener casa propia. Siguen la inmigración, con un 15 por ciento, el terrorismo con un 14, las drogas (12 por ciento) y la inseguridad y la delincuencia (10%).

Del Sondeo de Opinión y Situación de la Gente Joven (segunda encuesta de 2006) se desprende que la percepción del terrorismo como problema social se ha reducido a la mitad en el último año, pasando de ser percibido como un problema por el 30% de los jóvenes en 2005 al 14% en 2006. En el sentido contrario aparece la inmigración que se ha duplicado prácticamente en el último año, pasando del 8% en 2005 al 15% en 2006.

La Directora General del Injuve, Leire Iglesias, destacó además que aunque el paro se mantiene como la principal preocupación social, ha descendido en cinco puntos con respecto al año 2005. "Sin duda, este dato está relacionado con las cifras del pasado junio de 2006, mes en el que por primera vez desde 1995, ha aumentado la tasa de emancipación joven", añade Iglesias.

ALTA SATISFACCIÓN VITAL

En cuanto a su nivel de satisfacción general con su vida, un 88% de los jóvenes se declara bastante o muy satisfecho. Esta situación ha mejorado con respecto a 2005 (84%). Además, los jóvenes se muestran bastante optimistas con respecto a su futuro ya que el 81% considera que su vida mejorará. Los aspectos afectivos y las relaciones interpersonales se mantienen en 2006 como las cuestiones más satisfactorias de los/as jóvenes que viven en España (el 96% se muestra satisfecho con su familia y el 94% con sus amigos).

Iglesias remarcó que estos sentimientos de satisfacción y felicidad se ven reforzados por la sensación de libertad que afirma gozar la juventud en España. Los jóvenes sitúan dicho nivel de libertad en el 7,5 en una escala de diez.

Como en años anteriores, la juventud en 2006 mantiene como valores prioritarios la salud y las relaciones afectivas (la familia y los amigos). También desde el año 2003 se mantienen como asuntos poco importantes la política y la religión. Tal y como sucedía en 2005, en 2006 la gran mayoría de los/as jóvenes, un 80%, opina que no hay causa política alguna que justifique la violencia. Y entre los que no piensan así, justificarían la violencia para la defensa de las libertades, la defensa de los derechos humanos o el terrorismo, como principales causas.

La Directora General del Injuve también ha señalado que frente a los adjetivos comúnmente atribuibles a los jóvenes como hedonistas, consumistas, egoístas, en este sondeo vemos que se mantienen como las principales causas juveniles por las que merece la pena realizar sacrificios, aquellas relacionadas con la solidaridad y la justicia social: la defensa de los derechos humanos, la lucha contra el hambre, la libertad, la paz, la igualdad entre los sexos, la defensa de la naturaleza. Las causas menos valoradas son las relacionadas con la religión, la revolución o la defensa de España.

En cuanto a temas de actualidad incluidos en este sondeo, el 82% de los y las jóvenes declara que aceptaría la homosexualidad de un amigo sin que cambiase su relación y en torno a tres de cada cuatro jóvenes (un 78%) declara estar a favor del matrimonio entre homosexuales. Sobre el aborto, la mayor parte de los jóvenes (68%) cree que debe decidir únicamente la mujer interesada. Sobre el debate abierto en torno a la eutanasia, tres de cada cuatro jóvenes (76%) se muestran favorables a ayudar a morir a un enfermo incurable que lo solicite. Y sobre la selección genética de las personas con fines terapéuticos, la mayor parte de los jóvenes (64%) se muestra favorable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies