Investigan si el militar de La Orotava usó algún tóxico para estrangular a su mujer y asfixiar a las hijas

Agente de la Guardia Civil junto a un coche patrulla
GUARDIA CIVIL
Actualizado 18/07/2018 15:48:44 CET

MADRID/SANTA CRUZ DE TENERIFE, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los expertos forenses buscan restos de algún tóxico que ayude a esclarecer los hechos que rodean a la muerte de los cuatro miembros de una familia en La Orotava (Tenerife). La principal línea de investigación, según confirman a Europa Press fuentes conocedoras del caso, es que el padre, brigada del Ejército de Tierra, mató a su mujer estrangulándola y asfixió a sus dos hijas antes de ahorcarse.

La Guardia Civil oficialmente aún no confirma si se trata de un caso de violencia de género y se remite al resultado del informe de toxicología practicado a los cuatro cuerpos hallados por agentes del Instituto Armado el pasado lunes en una vivienda en el número 30 de la calle Cruz de los Martillos en La Orotava, al norte de Tenerife. Tampoco le consta la existencia de ninguna nota manuscrita.

La autopsia preliminar sí ha determinado que la mujer murió estrangulada, ya que tenía un hematoma --"moretón"-- en su cuello. También apareció restos de espuma en la boca de ella y de una de las dos niñas menores de edad, lo que apuntaría al uso de algún producto tóxico.

Fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) han confirmado a primera hora de la tarde que el informe preliminar de la autopsia realizada en el Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife ha revelado que la mujer falleció al ser estrangulada, mientras que sus dos hijas, de 3 y 5 años, murieron por asfixia por sofocación.

LAS MUERTES SE PRODUJERON EL SÁBADO

Dicha autopsia preliminar también ha determinado que el marido de la mujer y padre de las niñas, de 45 años, murió ahorcado. Asimismo, el informe desvela que las muertes se produjeron el sábado, si bien los cuerpos no fueron encontrados hasta el lunes por la mañana.

Fuentes del TSJC han indicado que el informe final de la autopsia se conocerá en un mes y medio. Si bien todo apunta a que se trata de un nuevo caso de violencia de género, la Delegación del Gobierno en Canarias ha informado este miércoles de que el caso queda en fase de investigación.

Tras el aviso de un familiar, los agentes accedieron el lunes a la vivienda y se encontraron en una habitación a un hombre, militar de 45 años natural de Zamora y condecorado por su participación en Afganistán, colgado de una cuerda. En la habitación matrimonial estaban tumbadas sobre la cama la mujer, de 32 años, y las dos niñas, de tres y cinco. También descubrieron muerto al perro mascota de la familia, al que se situó a los pies de la cama.

Una de las hipótesis es que existiera por parte del matrimonio algún tipo de plan previo para quitarse la vida. El informe forense puede arrojar luz sobre la secuencia, confirmando o no si el padre se ahorcó después de matar a los otros tres miembros de la familia.

SIN CONSTANCIA DE DENUNCIAS

Fuentes de la Guardia Civil insisten en que la mujer y las dos niñas estaban, en apariencia, "como dormidas". De ahí que se remitan al informe de toxicología, que se espera que se haga público en las próximas horas, porque confirmaría si en la muerte se utilizó algún tipo de veneno o de producto tóxico.

También se está analizando el contenido de una nota manuscrita atribuida al padre de la familia porque, según fuentes de la investigación, apuntaría a que la muerte se pudo desencadenar por algunas desavenencias con la familia de la madre de las dos niñas, que sí es originaria de Canarias.

El alcalde de La Orotava, Francisco Linares, se ha interesado por este suceso desde el primer momento que se tuvo constancia del mismo. Según ha explicado a los medios, la familia era "completamente normal" y no constaban denuncias "de ningún tipo" ni "expediente de seguimientos de ninguna clase". "No tenemos tampoco conocimiento ni constancia de que estuvieran pasando por una coyuntura económica complicada", ha señalado el regidor.

El suceso ha causado una gran conmoción entre los vecinos y allegados de la familia. El Gobierno de Canarias emitió este martes a última hora un comunicado en el que adelantaba que la mujer fue asesinada presuntamente por su pareja. En paralelo, fuentes oficiales de la Delegación del Gobierno precisaron a Europa Press que en ningún momento habían confirmado ningún detalle del caso a los medios de comunicación a través de comunicado o nota de prensa.

Este miércoles, la Delegación del Gobierno en Canarias ha informado de que el caso sigue en fase de investigación. "Es necesario avanzar en las pruebas que determinen las causas de los fallecimientos, esperar a resultados finales de informes técnicos, así como en los resultados facilitados por los agentes implicados en la investigación", ha expuesto.

El Gobierno de Canarias mostró ayer su "más enérgica" condena y su "dolor". El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, José Miguel Barragán, trasladó sus condolencias a la familia y reafirmó su compromiso con las víctimas de la violencia machista. "Tolerancia cero hacia los agresores para poner fin a la violencia de género", aseguró.