IPF pide al Gobierno "no mirar hacia otro lado" y hacer "una apuesta decidida" por la familia ante la caída de población

Actualizado 23/04/2013 18:46:02 CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Política Familiar (IPF) ha pedido al Gobierno "no mirar hacia otro lado" y hacer "una apuesta decidida" por la familia, después de que se haya hecho público el avance de resultados del Padrón Municipal, difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúa la población española en 47.059.533 habitantes a 1 de enero de 2013, lo que supone una disminución de 205.788 personas respecto a la misma fecha de 2012.

En un comunicado, el IPF señala que, por primera vez desde que en 1998 se comenzasen a publicar estas cifras, España ha perdido población y añade que "el invierno demográfico es una realidad, con la consiguiente inversión de la pirámide poblacional", en palabras del presidente de IPF, Eduardo Hertfelder.

Por ello, considera que las administraciones públicas "deben hacer una apuesta decidida por la familia y comprender que lo que destinan en ayudas a la maternidad y a la natalidad no es un gasto sino una inversión". A juicio de la institución, "revertir el problema demográfico, que compromete seriamente el futuro y la prosperidad de España, pasa por verdaderas políticas de apoyo a las familias".

En este sentido, recuerda que los mayores de 65 años (8.333.283) superan en 1.283.007 personas a los menores de 15 años (7.050.276) y son la misma cantidad que los menores de 18 años (8.334.238). Por otra parte, añade que, en un año, el número de niños menores de tres años ha descendido en España en 84.229, mientras que la población mayor de 65 años se ha incrementado en 111.084 personas.

El IPF alerta de que la natalidad española sigue cayendo año tras año, ya que el número de niños menores de 1 año se redujo un 6% con respecto a 2012 hasta situarse en 417.582 y asegura que "este continuo descenso en el número de nacimientos supone que España se verá abocada no solo a una pérdida drástica del número de habitantes, sino que hará insostenible el estado del bienestar actual", en alusión al sistema de pensiones, la sanidad y la educación.

Por este motivo, insiste en que la solución "pasa por las ayudas a la maternidad y a las familias" porque España "no puede permitirse el lujo de esperar más para revertir esta situación" en la que sólo un repunte del índice de fecundidad "puede comenzar a cambiar la tendencia de envejecimiento poblacional del país".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies