Un iraní mata a navajazos a una persona y hiere a otras seis en Bilbao

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 14/11/2011 21:44:16 CET

- El Ayuntamiento se personará como acusación popular

MADRID, 14 Nov. (OTR/PRESS) -

Eran las 9.40 de la mañana cuando B.A.K, un hombre de nacionalidad iraní, sembró el caos en el tranquilo barrio bilbaíno de Santutxu. El individuo, de 31 años, salía de la estación de metro 'Zabalbide' cuando comenzó a apuñalar a todo el que se encontraba en su camino. La actuación de los vecinos fue decisiva para detenerle, pero no logró evitar un negro balance: una persona ha fallecido y otras seis han resultado heridas. El presunto agresor se encuentra detenido en las dependencias de la Ertzaintza, en Deusto, y tendrá que responder ante la Justicia. El Ayuntamiento de Bilbao será quien ejerza la acusación popular.

Una de las incógnitas que la Ertzaintza tendrá que resolver y que más intriga a los vecinos de Santutxu es qué pudo mover a ese hombre, sin antecedentes, para actuar con tanta violencia. De momento se desconocen las causas, aunque algunos testigos apuntan a que el detonante pudo ser un incidente con una pareja a la salida del suburbano.

El presunto agresor "salía del metro con una pareja cuando ha empezado a decirles: 'han matado a su familia y ahora voy a matar a todos', y con un cuchillo grande de cocina ha empezado a dar cuchilladas a todos los que pasaban", decían los testigos. Todos han coincidido en calificar los hechos de "masacre" y "carnicería", y calculan que el hombre dio "cerca de 200 puñaladas". "A un chaval le ha dado dos en la pierna", y "a una embarazada, que se encontraba sentada con su pareja desayunando, también".

En total, siete personas han sufrido la locura del presunto agresor. Una de ellas, Kepa M.O, de 65 años, se encontraba en el interior de un bar cuando el hombre entró y le asestó varias puñaladas. Los servicios de emergencia acudieron poco después e intentaron reanimarle, pero según han declarado, resultó "imposible". Varias fuentes municipales han indicado que el fallecido, que estaba jubilado, había sido homenajeado recientemente por su labor como maestro.

Otras seis personas han resultado heridas: dos de ellas ya han sido dadas de alta y otras cuatro se encuentran hospitalizadas en los centros de Cruces y Basurto, según han confirmado fuentes de Osakidetza a Europa Press. También ha tenido que ser atendida una octava persona por un ataque de ansiedad.

UNIDAD POLÍTICA

Desde el Gobierno Vasco, varios políticos han mostrado "su rechazo y repulsa" hacia este hecho "salvaje". En un acto electoral del PSOE en San Sebastián, el lehendakari Patxi López ha lamentado esta "nueva mancha de sangre": "Hoy es un día de luto para la sociedad vasca", ha dicho, y ha reclamado "justicia y determinación" para reafirmar "nuestra voluntad de erradicar cualquier tipo de violencia terrorista, machista o de cualquier otra condición".

Acompañado del consejero de interior, Rodolfo Ares, y de los candidatos Ramón Jaúregui, Odón Elorza y Eduardo Medina, el lehendakari ha lamentado este suceso en un contexto en el que "reivindicamos la libertad recuperada", y ha asegurado que el deber del Gobierno y de la sociedad vasca es "estar al lado de una familia destrozada, con toda nuestra solidaridad y determinación para que se haga justicia".

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, también ha tenido unas palabras de "apoyo, cariño y cercanía" para las víctimas y sus familiares, y ha elogiado la actuación de los vecinos del barrio Santutxu, que han conseguido reducir al presunto agresor al golpearle con una loseta de obra. "Con su actitud, han hecho posible que no hubiera más gente herida o apuñalada, porque hicieron frente al agresor".

Según el relato de los testigos, el hombre pudo ser arrestado gracias a "un señor de la frutería", "que ha salido con una baldosa para darle e intentar reducirle". Una vez inmovilizado, ha sido detenido por varios agentes de la Policía Municipal, aunque, por tratarse de "un suceso grave, con víctimas mortales", la investigación se ha puesto a disposición de la Ertzaintza. Será esta institución la encargada de esclarecer las causas. Según ha adelantado Ares, "se está haciendo el reconocimiento pertinente" y todavía "es muy prematuro adelantar el móvil" de los hechos.

Nada más conocerse el trágico suceso, la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Bilbao se ha reunido con carácter "extraordinario y urgente". Allí, todos los grupos con representación (PNV, PP, PSE-EE y Bildu) han aprobado por unanimidad un texto en el que han repudiado los hechos y han anunciado que ejercerán la acusación popular. "El Ayuntamiento de Bilbao se personará en la causa como acusación popular y colaborará con el ministerio fiscal y la familia para que sobre el agresor caiga todo el peso de la ley", han afirmado.

En el texto, leído por el alcalde, Iñaki Azkuna, los grupos parlamentarios han reconocido estar "consternados, al igual que el resto de Bilbao" y han brindado todo su "apoyo y solidaridad a las víctimas y familiares de la grave agresión, especialmente a los familiares de Kepa". Como muestra de ese dolor, la bandera de Bilbao de la Plaza Ernesto Erkoreka ondeará a media asta durante tres días, y este martes habrá una concentración de cinco minutos en las escalinatas del Consistorio.

Asimismo, los distintos grupos parlamentarios han querido reconocer "la labor y el civismo mostrado por los vecinos del barrio, que han sido los que se han enfrentado al agresor y lo han reducido, evitando más agresión". "Algunos de los agredidos son personas que se han enfrentado a él y han intentado impedir más ataques a viandantes", han indicado.

El primer edil se ha mostrado orgulloso por la unanimidad lograda a la hora de aprobar el texto. "La Junta de Portavoces al completo, todo el mundo, ha firmado este documento, de lo cual yo me enorgullezco", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies