Israel boicotea la reunión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas

Actualizado 30/01/2013 8:48:47 CET

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Israel ha boicoteado este martes una reunión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (UNHCR) en Ginebra en la que se iba a evaluar el informe de la organización internacional sobre la situación en este área en el país, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.

El actual presidente del UNHCR, el embajador polaco Remigiusz Henczel, ha ordenado la suspensión de la sesión para decidir cómo reaccionar ante la situación, que no tiene precedente. Tras ello, ha anunciado el aplazamiento de la misma como máximo hasta noviembre.

Henczel ha subrayado que "se trata de un asunto importante y una situación sin precedentes" y ha invitado a los 47 miembros del consejo y a los estados observadores a que se pronuncien al respecto.

Asimismo, ha dicho que este aplazamiento "sirve como precedente para circunstancias similares de no cooperación en el futuro", al tiempo que ha advertido a Israel de que, en caso de que no se persone antes de la fecha prevista, el organismo aumentará sus medidas contra Tel Aviv.

Israel suspendió sus relaciones con el UNHCR en mayo de 2012 argumentando que había un sesgo inherente contra el país después de que el organismo anunciara el envío de una misión de una misión de investigación sobre los asentamientos israelíes. La última revisión de la situación de Derechos Humanos y libertades fundamentales en Israel se celebró en 2008.

Por su parte, 15 organizaciones pro Derechos Humanos israelíes y palestinas han advertido sobre las consecuencias a largo plazo de la negativa de Israel a cooperar totalmente con Naciones Unidas.

En este sentido, han emitido un comunicado conjunto en el que han apuntado que "esta falta de transparencia no solo implica que Israel quiere evitar críticas a sus violaciones del Derecho Internacional, sino que el sistema de Revisión Universal Periódica se verá dañado por la pérdida de dos de sus principios fundamentales: la igualdad y la universalidad".

A las críticas se ha sumado Amnistía Internacional (AI), cuyo representante en Ginebra, Peter Splinter, ha señalado que "como única estado recalcitrante entre los 193 (que integran la ONU), la ausencia deliberada de Israel saboteará el principio de universalidad".