Un japonés converso, una religiosa madrileña y un seminarista valenciano reflexionan en Madrid sobre las vocaciones

Publicado 13/04/2018 14:48:19CET

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un seminarista japonés converso al catolicismo, una religiosa Esclava de Cristo Rey de Madrid y un seminarista de cuarto curso de Valencia participarán el próximo martes 17 de abril a las 20,00 horas en una mesa redonda en la parroquia de Nuestra Señora de El Pilar de Madrid.

Este acto se enmarca dentro de la Campaña de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas, organizadas conjuntamente por la Conferencia Episcopal Española (CEE), a través de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) y Obras Misionales Pontificias (OMP). La Iglesia celebra estas dos Jornadas vocacionales el domingo 22 de abril.

Entre los testimonios destaca el de Mashairo Yuki, japonés de 26 años que, a pesar de no provenir de una familia religiosa, se interesó desde niño por la historia del mundo, de la Iglesia y de los Papas. Movido por su creciente interés, se acercó a la catedral de Oita, donde conoció a un sacerdote que le impresionó y con 18 años recibió el sacramento del bautismo y de la confirmación, convirtiéndose en el único católico de su familia. Ya en la Universidad se planteó la vocación sacerdotal, y desde 2015 se prepara para ser sacerdote en Pamplona.

También contará su historia Mar Camargo, que nació en Madrid hace 41 años y antes de ser religiosa, trabajaba como operadora de cámara de televisión para el programa Madrid Directo. Colaboraba también de forma activa en la parroquia de San Germán de Madrid, dando catequesis, en el coro y en el consejo pastoral. Desde hace 11 años pertenece a la Congregación de Esclavas de Cristo Rey y su tarea actual es el acompañamiento espiritual y vocacional de jóvenes y da Ejercicios Espirituales.

Por su parte, Lucas Blanes nació en Gandía (Valencia) hace 21 años en el seno de una familia católica, y entró en contacto con el Seminario menor de Valencia gracias a las convivencias de monaguillos que organizaba. En el instituto se empezó a plantear la fe, al descubrir que era el único de sus compañeros que iba a Misa. En la JMJ de Madrid 2011, quedó impresionado al conocer a tantos jóvenes como él y sintió la llamada de Dios para ser sacerdote. Dos años después ingresó en el Seminario y, actualmente, está en cuarto curso del Seminario Mayor de Valencia.

El objetivo de esta mesa redonda es visibilizar con los testimonios la llamada vocacional y "sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de colaborar con la oración y la aportación económica con todas las vocaciones del mundo". Todos los materiales de la campaña pueden encontrarse en la página 'www.tienesunallamada.com'.