Jirafas y el 11% de las 742 nuevas especies de aves, amenazadas según la UICN

Pinzón azul, nueva especie de ave, endémica en Canarias
M.A. PEÑA/ BIRDLIFE INTERNATIONAL
Publicado 08/12/2016 1:05:45CET

   El pinzón azul de Gran Canaria, reconocido como nueva ave y ya en peligro de extinción

   MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN-Red List) ha incluido en la Lista Roja de Especies Amenazadas a un total de 742 nuevas especies de aves y de estas, el 11 por ciento están bajo amenaza de extinción.

   La actualización de este ranking revela también el "devastador declive" de las jirafas, a consecuencia de la pérdida de hábitat, los conflictos civiles y la caza ilegal. De hecho, las población de jirafas se ha reducido en más de un 40 por ciento en los últimos 30 años, por lo que la especie ha sido incluida en el apartado de 'vulnerable' de la UICN.

   La 'Lista roja' se ha dado a conocer este jueves en Cancún (México), donde se celebra la XIII Conferencia de las Partes de la Convención marco de Diversidad Biológica y señala que en total hay en el mundo 85.604 especies, de las que 24.307 están amenazadas de extinción.

   El director general de la UICN, Inger Andersen, ha advertido de que muchas especies están desapareciendo antes incluso de ser descritas. Así, ha añadido que la actualización de la Lista Roja de la UICN muestra que la escala de esta crisis global de extinción podría ser incluso mayor de lo que se piensa.

   "Los Gobiernos reunidos en la Cumbre de Biodiversidad de la ONU en Cancún tienen la inmensa responsabilidad de avanzar en sus esfuerzos para proteger la biodiversidad del planeta, ya no solo por su propio impulso sino por imperativos humanos tales como la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible", ha defendido.

   La nueva lista incluye también la primera evaluación de avena bravía, cebada, mango y otros cultivos salvajes, ya que estas especies son cada vez más críticas para la seguridad alimentaria y su diversidad genética puede ayudar a mejorar las cosechas para que sean más resistentes a las sequías y a la salinidad.

   En concreto, la Lista Roja de la UICN incluye una evaluación precisa sobre las especies de aves, tras un trabajo de revisión taxonómica realizado por BirdLife International que señala que en la actualidad hay en el mundo 11.212 especies de aves. La ONG, a la que pertenece la española SEO/BirdLife, que ha proporcionado la información relativa a España, en colaboración con Handbook of the Birds of the World.

   En total, señala que el mundo ha reconocido un total de 742 nuevas especies de aves, de las que el 11 por ciento sufre algún tipo de amenaza, lo que las convierte en especies prioritarias para las acciones de conservación.

   La nueva lista señala que están en peligro crítico 5.210 especies; en peligro, 7.781 especies; que son vulnerables 11.316 especies y que se acercan a la amenaza otras 5.498.

   La evaluación muestra también que algunas de las aves de jaula más "codiciadas", como los loros o cotorras, podrían dejar de existir en estado salvaje si no se adoptan medidas "urgentes". Se trata de especies icónicas, que se enfrentan a la extinción por el aumento de capturas y por la pérdida de su hábitat.

   El estudio refleja que la presión a la que están sometidas es "especialmente significativa" en Asia, donde hay "evidencias" de niveles insostenibles de capturas de aves silvestres en todo el continente y, especialmente, en Java. Esta presión, según BirdLife, deteriora el estado de conservación de múltiples especies, incluido un elevado número de aves en las categorías de amenazas más alta o que han visto como su riesgo de extinción subía en la evaluación de 2016.

   Así, algunas de las especies que están sufriendo este impacto son el capuchino arrocero de Java, el lori pechiescarlata y la cacatúa sulfúrea.

   Asimismo, trece de las nuevas especies reconocidas han pasado directamente al epígrafe de extintas. Se trata de varias especies que cuyo rastro se ha perdido hace 50 años, como el Acroceophalus Yamashinae, el loxops Wolstenholmei y el Himatione Fraithii. Todas estas especies eran endémicas de estas islas asiáticas, pero podrían haber sido barridas por las especies invasoras.

   De entre las nuevas 742 nuevos reconocimientos, el Antioquia Wren (Thryophilus sernai) ha sido clasificada directamente como en peligro, ya que más de la mitad de su hábitat podría haber sido barrido por un solo proyecto de construcción de una presa. La pérdida de hábitat debida a la agricultura y a la degradación por las plantas invasoras también han empujado al Comoro Blue Vanga (Cyanolaniuos comorensis) en la lista de En peligro.

LORO GRIS, SIN EL 99% DE SU POBLACIÓN

   También el comercio de especies ha producido efectos devastadores en África, donde el loro gris o el yaco han visto pasar su estado de la categoría de 'Vulnerable' a 'En peligro' por primera vez. De hecho, un estudio dirigido por BirdLife International concluye que en algunas partes de África el número de ejemplares ha descendido en un 99 por ciento.

   En cualquier caso, la Lista Roja tiene también "buenas noticias", porque algunas de las especies más raras y vulnerables del planeta, las que habitan en islas pequeñas y aisladas, han mejorado su estado de conservación. Este es el caso del camachuelo de las Azores, el chortilejo de San Helena o el anteojitos de Marianne, propio de las islas Seychelles.

   En este contexto, el coordinador de Global Science, Ian Butterfiel, ha destacado que la diversidad de la avifauna se había subestimado en más de un 10 por ciento, lo que supone que una décima parte de las especies de aves del mundo volaban sin ser detectadas por el radar de la conservación.

   "El conocimiento de nuevas especies que aporta la edición actualizada de la Lista Roja Mundial de Especies Amenazadas nos ayudará a determinar las prioridades de conservación y financiación en el futuro", ha destacado.

   En cuanto al declive de las jirafas, una de las especies más conocidas a nivel mundial, está ahora amenazado de extinción. Esta especie ha pasado de estar en el apartado de 'Baja preocupación' a situación 'Vulnerable', tras sufrir un descenso poblacional cercano al 40 por ciento, ya que ha pasado de entre 151.000 y 163.452 individuos en 1985 a los 97.562 ejemplares en 2015.

   Esto se debe, según la UICN al incremento de población, que ha tenido un impacto negativo en las subpoblaciones de jirafa, la caza ilegal, la pérdida de hábitat y los cambios producidos por la agricultura extensiva, los crecientes conflictos humanos y la presión humana que llevan a la especie hacia la extinción.

ESPAÑA, PELIGRO PARA LA PARDELA BALEAR

   En cuanto a España, la evaluación incluye en la Lista Roja un total de 379 especies y subespecies de aves y advierte de que la especie más amenazada es la pardela balear, el ave marina más amenazada de Europa y que está en el apartado de 'en peligro crítico'.

   Además, la Lista incorpora una nueva especie: el pinzón azul de Gran Canaria, hasta ahora reconocida como subespecie del pinzón azul del Teide. Nada más estrenarse se suma a la lista de aves 'en peligro', junto a otras dos incluidas en este nivel: la malvasía cabeciblanca y el alimoche común.

   En el epígrafe de 'vulnerables' se encuentra una docena de especies españolas como el águila imperial ibérica, la avutarda o la tórtola europea. También hay otras 23 especies catalogadas como 'Casi amenazada', es decir a punto de pasar a la categoría de 'Vulnerable' si su situación no cambia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies