José no será tan fuerte como Irma, cuyo potencial fue similar al de la mitad de bombas de la II Guerra Mundial

Publicado 13/09/2017 17:36:42CET

   Irma ha tenido un potencial devastador como el de la mitad de todas las bombas de la Segunda Guerra Mundial

   MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El ex huracán Irma, ya reducido a depresión tropical continúa debilitándose mientras que su sucesor José, que ahora tiene categoría 1, se desplaza entre Bermudas y Bahamas, por donde ya pasó su predecesora capturando como "combustible" el calor del mar, que ahora está más frío y, por tanto, no se espera que vaya a ser tan fuerte ni generar los mismos efectos, que se estiman parecidos a la mitad de todas las bombas de la Segunda Guerra Mundial.

   La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, ha explicado a Europa Press que de momento no se atisban nuevos huracanes y que José ha recuperado su categoría a nivel 1 en la escala Saffir-Simpson, después de que este martes bajase a tormenta tropical, pero "no parece que vaya a tener la misma fuerza ni capacidad destructora" que Irma.

   Entre los motivos principales, ha apuntado que Irma ya capturó el calor del agua del mar, que es "el combustible de los huracanes" y, por tanto, ahora la temperatura del agua está más fría y esto ha provocado que José no adquiera tanto calor para desarrollarse.

   Además, ha precisado que en estos momentos, según los datos que ofrece el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, José ha retrocedido en su trayectoria, ha recuperado la categoría 1 y ha retomado su dirección noroeste y espera que durante la próxima madrugada "no se desplazará muy deprisa", a unos 13 kilómetros por hora aunque lo hará con unos vientos sostenidos de unos 153 kilómetros por hora.

   Asimismo, espera que no provoque grandes efecto porque está pasando por una zona de mar. "Ahora está al sur de la isla de Bermuda y su trayectoria será paralela pero al norte de Bahamas, entre Bermudas y Bahamas", ha indicado.

   Casals ha pronosticado que este sábado José se convertirá en tormenta tropical y que cambiará de recorrido, de modo que en vez de dirigirse al noroeste irá hacia el norte, donde las aguas son más frías y no afectará a Estados Unidos. "No se esperan efectos devastadores", ha manifestado.

   De momento, ha dicho que "no hay más huracanes a la vista" porque las aguas en esa zona del Atlántico se han quedado "más frías" tras el paso de Irma y José.

   Precisamente, ha advertido de que la temperatura del mar influye enormemente en la capacidad y potencial de los huracanes por lo que ha advertido de que en el escenario de cambio climático se espera que los huracanes sean más frecuentes y más extremos en el futuro porque a mayor temperatura del mar, más aumenta la posibilidad de que los huracanes alcancen mayor categoría.

MÁS TEMPERATURA DEL MAR, MÁS HURACANES

   Casals ha destacado que el experto en huracanes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU) Kerry Emanuel calculó que Irma ha tenido una potencia destructiva de unos 7 billones de Watts, que supone alrededor de la mitad de la energía generada por todas las bombas utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial.

   Esta cifra, según ha añadido, equivale a la suma de la energía que produjeron 14 ciclones y tormentas tropicales de la temporada de 2013 en el Atlántico o equivalente a más de la suma de la energía de los primeros ocho ciclones tropicales de esta temporada de huracanes en el Atlántico, desde Arlene a Harvey.

   La portavoz de la AEMET ha precisado que el "combustible" de un huracán es el agua oceánica muy caliente y por eso sus trayectorias discurren "aproximadamente" sobre las áreas con aguas más cálidas.

   En ese sentido, ha explicado que los ciclones van absorbiendo la humedad del mar y que el calor va formando "toda esa energía brutal" que provoca que, por ejemplo, Irma se haya llevado literalmente el agua de unas playas a las zonas de mayor presión atmosférica y lo haya descargado en forma de marea ciclónica, por ejemplo en Miami, donde Irma ha dejado importantes inundaciones.

   Por eso, José no adquirirá la intensidad ni la fortaleza del exciclón tropical Irma que, en la actualidad se dirige hacia el noroeste y en forma de borrasca está dejando lluvias moderadas en Ohio, la zona del medio Atlántico, como Virginia o las dos Carolinas, y en alguna de estas áreas podría incluso producir inundaciones.

   En cuanto al viento, Casals ha apuntado que poco a poco irá amainando y que se irá moviendo hacia el oeste y que se disipará el jueves por la tarde, cuando la lluvia seguirá cayendo sobre Ohio y Tennessee y se moverá hacia el centro y sur de los montes Apalaches el jueves.

   Al mismo tiempo, señala que esta humedad irá también hacia el Atlántico donde se podrán desarrollar chubascos y tormentas propios de tormenta postropical hasta la costa norte del medio Atlántico durante esta noche y la madrugada del jueves.

   Mientras, en Florida, la humedad tropical sobre la península se trasladará hacia el sudeste de Estados Unidos durante y que podrán producirse lluvias y tormentas eléctricas también en el sur de la provincia de Florida y en partes del sureste.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies