Jóvenes españoles en el encuentro con Francisco: "El Papa nos dijo que somos los profetas de la Iglesia"

Cristina Cons y Javier Medina, jóvenes españoles que se han reunido con el Papa
CONFERENCIA EPISCOPAL
Actualizado 26/03/2018 14:48:14 CET

MADRID/ROMA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los dos jóvenes españoles que han participado recientemente en el presínodo de preparación a la asamblea de obispos del próximo mes de octubre han relatado que el Papa Francisco les animó a hablar "con libertad" y "sin filtros" e incidió mucho en que los jóvenes son "los profetas de la Iglesia" y, por ello, la Iglesia "tiene que escucharles".

"Nos dio muchas alas", ha asegurado Cristina Cons Rodríguez, de 23 años y de la diócesis de Santiago de Compostela. Ella y Javier Medina Sierra, un joven de 27 años que pertenece a la diócesis de Valencia, fueron los elegidos para representar a los jóvenes católicos españoles en la citada reunión, que se ha celebrado del 19 al 24 de marzo. Al encuentro han asistido 300 jóvenes de todo el mundo, de varias confesiones y algunos no creyentes.

En declaraciones a los periodistas, ambos han destacado la "vitalidad" que les ha transmitido el Papa, al que han elogiado porque les ha animado a hablar "sin vergüenza" ni "miedo" para "revolucionar la Iglesia". "Él ve una oportunidad única en el joven para revolucionar la Iglesia", ha incidido Javier, que ha hecho hincapié en "las ganas" que, a su juicio, tiene del Papa Francisco de que los jóvenes sea "valientes" y no sean "viejos".

"Hoy en día hay jóvenes viejos que han perdido la esperanza. Él quiere que cambiemos la realidad y que no nos adaptemos a ella --ha recalcado--. Quiere que nos comprometamos a cambiarla".

"UNA INVITACIÓN RADICAL A HABLAR Y GRITAR"

En esta misma línea, Cristina ha destacado lo mucho que "le ha motivado" el discurso del Papa ante los jóvenes. Según ha dicho, les hizo una "invitación radical" a "hablar y gritar" porque cree que la Iglesia "debe escuchar" a los jóvenes. "Si vosotros calláis, gritarán las piedras", subrayó el Papa el último día del presínodo citando así al Evangelio, según ha precisado Cristina.

"Nos dijo: los jóvenes por naturaleza no sois prudentes, no tengáis miedo hablar con libertad, sin filtrar. Luego pediremos las disculpas y el perdón que haya que pedir", ha manifestado Cristina. "Él no ve la esperanza de la Iglesia solo en los jóvenes cristianos, la ve en los jóvenes y punto", ha añadido Javier.

Los 300 jóvenes, que elaboraron un documento con las conclusiones finales de las reuniones de trabajo que mantuvieron durante el presínodo, señalaron en este texto que la Iglesia se muestra a veces "demasiado severa" y "asociada a un excesivo moralismo", al tiempo que le reclamaron "transparencia" y "credibilidad", según se dio a conocer el pasado sábado en el Vaticano.

En ese texto, afirmaban que los argumentos que más les interesa son "la sexualidad", "los matrimonios fallidos", "las familias desestructuradas", "el crimen organizado", "la trata de seres humanos", "la corrupción", "los feminicidios", así como "el degrado ambiental".

En este contexto, Cristina y Javier han pedido "respuestas concretas y claras" y una "mejor formación" por parte de la Iglesia para entender la postura de la Iglesia en asuntos como la sexualidad y acercarse así a la gente joven: "Necesitamos comprender mensajes que son difíciles de explicar", sostiene Javier, que reclama "testimonios y formación".

"Pido a la Iglesia que se expliquen mejor temas perfectamente explicables", ha sentenciado, insistiendo además en la necesidad de que sean los jóvenes los que se formen para poder dar "mejores respuestas" en asuntos como este.

Cristina y Javier, que han descrito la experiencia en el Vaticano como "única" y "preciosa", han destacado "la fuerza y capacidad del diálogo" entre los 300 jóvenes que han asistido al encuentro: "Te das cuenta de que seas de la religión que seas y de que tu forma de expresarte con Dios es lo de menos. Todos buscamos un sentido a su vida y que haya algo más", ha recalcado el joven valenciano.