Los jueces han suspendido la custodia a más de 11.000 maltratadores sobre sus hijos

Actualizado 24/11/2010 18:23:24 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Juzgados de Violencia sobre la Mujer (JVM) han ordenado suspender la guardia y custodia de los hijos en 11.052 casos de violencia machista y en 544 han suspendido directamente la patria potestad, según el balance del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género adscrito al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que desglosa las medidas cautelares adoptadas entre julio de 2005 y junio de 2010.

En total, estos juzgados han adoptado un total de 533.359 medidas cautelares, de las que el 80,4 por ciento eran de naturaleza penal mientras que el resto, 104.533, fueron civiles.

Atendiendo a las civiles, nueve de cada diez iban aparejadas a una orden de protección, en un ocho por ciento implicaron suspensión de guardia y custodia, en el 0,4 por ciento se suspendió la patria potestad y en el cuatro por ciento de los casos, el régimen de visitas.

En concreto, los jueces decidieron quitar la guardia y custodia de los hijos menores a 10.577 hombres contra los que recaía una orden de protección y a 475 sobre los que no se había dictado una medida de estas características.

En el caso de la patria potestad, fue suspendida a 492 hombres sobre los que también se dictó la orden, mientras que en 52 casos, no había orden de protección de por medio.

Respecto al régimen de visitas, se suspendió en 5.346 casos y en la mayoría de ellos (5.033) existía también la citada orden de protección, conforme el balance difundido por el Observatorio.

Asimismo, en un uno por ciento de los asuntos (un total de 910), el Juzgado acordó dictar una medida cautelar de protección sobre el menor que, en la mayoría de los casos (797 asuntos) se adoptó en paralelo a la orden de protección.

Preguntada por la posibilidad de reformar el Código Civil para que la condena por maltrato conlleve pérdida de la custodia o de la patria potestad, la presidenta del Observatorio, Inmaculada Montalbán, ha señalado que "no debería ser algo automático salvo en los casos más graves" ya que, en su opinión, "hay que dejar cierto margen de discrecionalidad" al juez para el resto de los casos.

El vicepresidente Primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció la pasada semana la intención del Ejecutivo de promover una reforma para que los condenados estos delitos pierdan la patria potestad de sus hijos menores. En España se calcula que 800.000 niños viven en casa la violencia de género ejercida contra sus madres.

Asimismo, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ultima el contenido de un informe sobre la posibilidad de que la condena por este tipo de delitos implique suspensión de la guardia y custodia. Según fuentes consultadas por Europa Press, la previsión es que el Consejo de Ministros analice este documento el próximo viernes.

Tanto el Senado como el Congreso han aprobado iniciativas que instan al Gobierno a llevar a cabo las reformas legales necesarias para que los maltratadores no puedan seguir ostentando la guardia y custodia de los hijos menores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies