Un juez de menores aplaude las tareas sociales para alumnos expulsados de los centros educativos

Actualizado 25/01/2014 16:28:44 CET

VALENCIA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El magistrado y juez de menores famoso por imponer sentencias con fines educativos con condenas que persiguen la reflexión, Emilio Calatayud, ha valorado este sábado el acuerdo familia-tutor impulsado por la Conselleria de Educación y ha defendido que los alumnos expulsados de los centros educativos puedan realizar tareas sociales.

Calatayud ha sido el ponente de la segunda sesión de la Escuela de Padres de la Generalitat celebrada este sábado en la sede de la Conselleria bajo el título 'Familia y escuela, puntos de encuentro', en la que ha explicado que "los alumnos deben estar en la escuela y si son expulsados deben seguir bajo la tutela del centro escolar y esta medida está funcionando muy bien en otros municipios".

El magistrado es experto en trabajar con adolescentes conflictivos y propone que las conductas delictivas o nocivas deben pagarse sirviendo a la sociedad. "La acción coordinada de familias, profesorado, sistema judicial, sistema sanitario y servicios sociales es fundamental para educar a nuestros menores", ha asegurado.

"El acuerdo familia tutor es muy positivo ya que es una forma de que exista una colaboración entre la familia y el centro escolar, para luchar contra el absentismo y para mejorar el rendimiento escolar", ha asegurado.

A su juicio, "es la mejor manera para poner por escrito los compromisos familiares, de que todos sepan donde llega el límite de sus responsabilidades en la tarea de educar".

El acuerdo familia-tutor entre las familias o representantes legales del alumnado, el tutor en el centro escolar y el propio alumno se ha creado para favorecer la corresponsabilidad en el proceso educativo del alumnado y la mejora de su rendimiento escolar.

ESCUELA DE PADRES

La Escuela de Padres de la Generalitat Valenciana es un punto de encuentro donde se orienta a las familias sobre cómo mejorar la relación con sus hijos y se tratan las preocupaciones reales de los padres junto a expertos psicólogos, docentes y pedagogos.

Más de 1.000 familias acudieron a las cuatro sesiones que se organizaron el curso pasado de la mano de ponentes como Jorge Osma, Javier Urra, Emilio Calatayud o Urko Fernandez. Debido al gran éxito que tuvo la iniciativa y a la demanda de las familias, Educación ha decidido programar otro ciclo de sesiones para este curso, donde se abordarán problemas como el acoso escolar y se darán claves para mejorar las relaciones entre la familia y la escuela, la comunicación familiar o la motivación hacia el estudio.

Su finalidad es eminentemente práctica, ya que en las clases se explican casos habituales y soluciones de la realidad diaria para que los padres puedan después aplicar los consejos en casa. El resto de sesiones están programadas para febrero y marzo. El 22 de febrero versará sobre la comunicación entre padres e hijos y el 22 de marzo sobre la motivación hacia el estudio y cómo potenciarla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies