UCA-UCE cree que la Junta no debe aceptar la moratoria solicitada por los hosteleros

Actualizado 27/08/2006 14:38:30 CET

SEVILLA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE), María Dolores Moreno, consideró que ni el Gobierno central ni la Junta de Andalucía "deben permitir el chantaje de los hosteleros andaluces" en la aplicación de la Ley Antitabaco, tras lo que instó al Gobierno andaluz a no aceptar la moratoria de seis meses que plantean el sector hostelero para adaptar sus locales y que los consumidores consideran una medida "ilegal".

En declaraciones a Europa Press, Moreno criticó la "poca voluntad" y la "falta de seriedad" de los hosteleros andaluces ante la adaptación a esta normativa nacional "pues han tenido tiempo de adaptarse, pero creo que no han tenido ni intención de hacerlo".

Sobre este aspecto, la portavoz citó que, por ejemplo, en el caso de Sevilla "sólo un par de establecimientos están adaptados".

Moreno explicó que Andalucía "es una de las pocas comunidades que regula sus competencias a raíz de la Ley nacional mediante un decreto, donde queda claro que los establecimientos deben adaptarse y a principios de septiembre, dentro de una semana, deben estar adaptados".

Recordó que el decreto salio a finales de julio "pero la Ley llevaba tiempo, desde el 26 de diciembre de 2005, y les habría dado tiempo suficiente, aunque han esperado a que saliera el decreto de la Junta, una actitud irresponsable por su parte, porque además se verán perjudicados de forma indirecta".

La UCA-UCE apuntó que no se debe conceder la moratoria de seis meses para adaptar los establecimientos hosteleros andaluces, puesto que "es ilegal", aunque matizó que "en todo caso, si se decide dar algún plazo, debe ser muy breve y con una tremenda exigencia del cumplimiento de la norma, porque la Ley lo dicen bien claro: creación de compartimentos estanco y sistemas de ventilación independientes y no se puede dar la vuelta a la normativa".

"Los hosteleros dicen que hay otros sistemas para separar, como cortinas de aire, pero se ha demostrado que no son efectivos y no sirven para quitar las molestias del humo y eliminar el problema esencial, que es el daño que hace el tabaco", agregó esta portavoz, que insistió en que "está demostrado que la única forma efectiva para separar espacios es crear compartimentos estanco donde no puedan pasar los humos".

Moreno recordó que en este asunto "se está jugando con la salud de los ciudadanos y cuando se habla de la salud de las personas hay que ser respetuosos y acatar las leyes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies