La LFP recurre al concurso de acreedores para salvaguardar su patrimonio tras una condena por los derechos de TV

Actualizado 02/02/2006 18:46:18 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha decidido recurrir a la solicitud de concurso de acreedores para garantizar el patrimonio de la institución después de que una sentencia judicial condenase a la patronal a pagar 25,5 millones de euros a Antena 3 TV en concepto de daños y perjuicios por la venta de los derechos televisivos en 1989.

Según el secretario general de la LFP, Carlos Del Campo, esta postura es "firme y unánime" y que fue adoptada hoy tras la reunión de su comisión delegada. Este fue un paso que el propio Del Campo asegura que recoge la nueva ley concursal y a la que los administradores tienen la obligación de acudir cuando se encuentren "ante una posible situación de insolvencia".

Este hecho viene derivado del concurso que en 1989 se realizó entre los distintos operadores para la venta de los derechos de fútbol y cuyo contrato se suscribió en el 91. Entonces Dorna se hizo con los mismos por las siguientes cuatro temporadas.

Sin embargo, Antena 3 Televisión y Telecinco denunciaron que no fueron respetados sus derechos, por lo que realizaron una reclamación ante el Tribunal de la Defensa de la Competencia, quién dictó una sentencia favorable a sus intereses en el 96 y ésta fue ratificada posteriormente por el Supremo donde llegó el caso.

En la misma se fallaba que en el concurso del 89 se había llevado una actividad contraria a la libre competencia. A comienzos de este año Antena 3 TV interpuso una demanda en la vía civil en reclamación de daños y perjuicios por aquel concurso y el pasado mes de junio se conocía una sentencia en primera instancia que condenaba a la LFP al pago de una cantidad de 25,5 millones de euros.

DICTAMEN RECURRIDO

Un dictamen que Del Campo apuntó que está recurrido pero que Antena 3 TV puede solicitar su ejecución provisional en virtud de la nueva ley de enjuiciamiento civil, que dicta que no es necesario avalar la cantidad que se ejecute como sucedía anteriormente.

De cualquier forma el secretario general de la LFP afirmó que tienen "fundadas esperanzas" de que el recurso interpuesto pueda ser revocado por la Audiencia Provincial de Madrid, algo que de producirse de forma íntegra abriría la opción a la propia patronal de reclamar daños y perjuicios.

Del Campo insistió en que la decisión adoptada hoy por la LFP era "cumplir con una obligación legal" y que nunca va a suponer una "variación sustancial en cuanto a la gestión ordinaria de la Liga", además de destacar el carácter voluntario de la iniciativa adoptada por la patronal.

El secretario general de la LFP afirmó que como recoge la ley "el ludor contará con las facultades y disposición sobre su patrimonio, quedando sometidos el ejercicio de éstas a la intervención de los administradores concursales bajo su administración o conformidad" y aseveró que "en ningún caso se va a detener el fútbol".

Del Campo también anunció la posibilidad de una reunión entre el presidente, José Luis Astiazarán, y el vicepresidente primero, Javier Tebas, de la LFP con los dirigentes de Antena 3 TV el próximo lunes.

Un encuentro que puede servir para comenzar a negociar un convenio entre las "formulas que recoge la ley para esos acreedores" en cuanto a la forma de pago de la deuda, ya que en caso de no alcanzar un acuerdo el siguiente paso podría llevar a la liquidación y venta de los bienes de la LFP.

Una situación que puede agravarse a la espera de conocer la resolución de la demanda interpuesta por Telecinco, en donde también se hace referencia a las siete televisiones que intervinieron en el concurso del 89, en parecidos términos a los de Antena 3 TV.

La Comisión Delegada dará conocimiento de la situación a todos los miembros de la LFP en una Asamblea General convocada para el próximo martes, 7 de febrero, a partir de las 17:00 horas.