Límites de velocidad en la UE: desde los 140km/h de Bulgaria a los 80km/h de Malta

Publicado 25/06/2015 18:03:10CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los conductores españoles que viajan por la UE --con excepción de Reino Unido, Irlanda y Dinamarca-- ya están recibiendo en sus casas las sanciones que comenten en territorio extranjero, que se permite tras la aprobación de una directiva de la Comisión Europea. Ante esta nueva situación, los expertos recomiendan informarse de la normativa del país que se va a visitar ya que, por ejemplo, los límites de velocidad pueden variar desde los 140 kilómetros por hora en autopista en Polonia y Bulgaria, hasta los 80 kilómetros por hora en Malta en esta misma vía.

Apenas tres países de la Unión comparten el límite de velocidad de 120km/h con España en las vías principales: Bélgica, Finlandia y Portugal. La mayoría de ellos, hasta 13, sitúan el límite en los 130km/h. Son Alemania, Austria, Eslovenia, Eslovaquia, Francia (que lo rebaja a 110km/h por la noche), Grecia, Hungría, Italia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, República Checa y Rumania.

Por debajo, se sitúan Suecia y Suiza, en donde no se puede circular a más de 110km/h en autopista o autovía; Chipre y Noruega, que ponen su límite en estas vías en 100km/h; y Estonia, que lo rebaja a 90km/h.

En cuanto a las vías secundarias, los países se mueve entre los 100 y los 70km/h, dependiendo de las condiciones de la carretera, mientras que en ciudad el límite sí es igual para todos: de 50km/h.

Otras de las medidas por las que se puede ser multado en el extranjero es el uso de cinturón de seguridad o el mal uso de los sistemas de retención infantil. Ambos, son obligatorios en todos los países de la UE, aunque algunos países tienen excepciones que no coinciden con los casos de España.

Así, en Alemania, la silla para los niños no es necesaria en el caso de que viajen tres menores y no haya sitio para los tres dispositivos. El menor sin protección, deberá circular con el cinturón de seguridad. En Bélgica, no es obligatoria la silla en trayectos de corta duración, mientras que en Eslovaquia, si el niño tiene más de 3 años y no hay sistema de retención, sólo se exige el cinturón.

En el caso de los adultos, las embarazadas están exentas del cinturón en Bulgaria, Grecia, Polonia y Rumania y en Eslovaquia todos aquellos que midan menos de 150 centímetros.

EL USO DEL MÓVIL, IGUAL EN TODA EUROPA

En cuanto al uso del móvil, es igual en toda Europa, es decir, en todos los países se aplica la misma normativa que en España: es infracción el uso del móvil al volante, excepto con manos libres.

Si que hay diferencias en los niveles de alcohol en sangre permitidos para la conducción. Hasta 0,5g/l se aplica en Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Eslovenia, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Suiza. Sólo hay dos países que tiene un nivel aún más alto, 0,8g/l, y son Lienchestein y Malta.

Si se conduce en Lituania, no se puede superar el 0,4g/l, mientras que en Chipre, Estonia, Finlandia, Noruega y Suecia, el límite está en 0,2g/l. Finalmente, Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, Polonia, República Checa y Rumania exigen un 0,0g/l.

Finalmente, el uso de caso en los vehículos a motor (ciclimotores, motocicletas, cuatriciclos), son obligatorios en toda la UE. En el casi de las bicicletas se debe llevar siempre en Suecia, Eslovaquia y Austria.