La madre de la niña autista supuestamente maltratada en un colegio de Cáceres pide "soluciones" y "justicia"

Actualizado 22/05/2018 14:52:37 CET

CÁCERES, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La madre de la niña de 13 años, que padece Trastorno del Espectro Autista (TEA) y que supuestamente ha sido víctima de un maltrato "físico y psicológico" en un colegio público de Educación Infantil y Primaria de Cáceres, ha pedido "soluciones" y "justicia" a la situación que vive su hija, que está actualmente en casa sin escolarizar.

Ana Belén Salas, que también es presidenta de la asociación de familias con TEA (Aftea) en Cáceres, ha mantenido este martes una reunión con la consejera de Educación de la Junta de Extremadura, Esther Gutiérrez, en la capital cacereña.

Antes de comenzar el encuentro, Gutiérrez ha transmitido un mensaje de "tranquilidad" a las familias en cuanto al funcionamiento del centro educativo recientemente denominado Ribera del Marco, y que antes se llamaba San Francisco.

La consejera ha anunciado, tal y como ya lo ha hecho el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que se ha nombrado un instructor para investigar los hechos y, si llegase el caso, se adoptarían medidas cautelares "siempre preservando a la menor y la presunción de inocencia de la docente".

Por su parte, el abogado de la familia, Ángel Luis Aparicio, confía en que se aparte a la directora del colegio de sus funciones y que se solucione el tema de la escolarización de la menor, que no asiste a las clases desde que se desencadenaron los hechos.

"Queremos lo que sea mejor para la menor", ha dicho el letrado, quien ha agradecido a la consejera que haya recibido a la madre de la alumna y ha extendido esa gratitud al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara por el interés mostrado por este caso del que la Administración regional ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

La madre de una niña de 13 años con Trastorno del Espectro Autista (TEA), Ana Belén Salas, ha denunciado este lunes que su hija ha sufrido, presuntamente "malos tratos tanto físicos como psíquicos" por parte de la directora del colegio del que es alumna la menor.